Skip navigation

Category Archives: Quimiosofía

Garazi ha vuelto, por fin, al hospital a cuidarnos. Esta última revisión por fin he tenido el gusto de verla.

Cuatro años dedicada a criar una preciosa criatura, Irati. Un tiempo bien empleado desde luego, aunque la hemos echado en falta un montón.

Y el que ha tenido un buen susto esta vez ha sido mi primo Ricardo. Un trombo en la pierna que ha subido al pulmón y ha provocado una embolia masiva. Por el canto de un duro, me cuenta que le ha ido la cosa, para no haber palmado.

Y como la música es lo que le llena estos años, ha preparado un texto para una futura canción;

Las Siete y once (Sin ticket)

Las 7y11 de la Mañana, oigo música de 6 aus 49
me incorporo y repentinamente aprecio un vacío en el pecho
se vuelve oscuro y caigo en un sueño
veo las caras de los amores de mi vida

Estoy en la estación y subo en el Tren de la eternidad
mi ticket no lo llevo conmigo
tengo que volver a bajar y Alguien me dice:
„vienen más trenes, éste no es el tuyo“

Sufrir, esperar, soñar y confiar
yo no he vivido completamente,
yo no la he amado hasta el final

La luz ha vuelto y las caras también
me sonríen y me acarician. Ella está ahí.
Las noticias y pitidos vienen de todos los sitios
y preguntan y preguntan y algunas no contesto

Desconocidos me llevan y me cuidan
y yo estoy ahí
y no en esa estación con
el Tren de la Eternidad

Sufrir, esperar, soñar y confiar
yo no he vivido completamente,
yo no la he amado hasta el final

Todo viene y todo se va y eso es el tiempo
y nosotros somos viajeros sin maletas
Todos suben a los trenes y viajan en ellos
Muchos suben antes, otros después

pero Alguien me decía: „vienen más trenes,
éste no es el tuyo“
Ese Aviso lo he entendido y
dando las gracias abandono la Estación, sin maleta…

Sufrir, esperar, soñar y confiar
yo no he vivido completamente,
yo no la he amado hasta el final

 

Anuncios

No corta el mar sino vuela, un bergante Alfonsín…

Pues eso, para que no se lleve sustos nadie comunicaros que sigo felizmente en remisión, con el cáncer prácticamente olvidado y dedicado a cosas mucho mas divertidas que hincharme de quimios y radioterapias. 🙂

Eso si, he cogido mas de veinte kilos, no me hace mucha gracia pero los amigos insisten en que tengo mejor pinta que nunca. La curva es bella, dicen, y en parte debe ser verdad.

 

bote ria 007

 

Imagen

 

 

El chiste es genial, ¡pero es que es de hace 34 años!

Un mapa del mundo presenta el estado de la censura de Internet por países.

A falta de actualización debido los sucesos de oriente medio resulta interesante constatar a Australia en rojo (recordemos la campaña de annonimous contra el gobierno austraiano) o a los azules, los mas libres, situados en países inesperados. O no tanto.

La mayor amenaza a la revolución no viene de ningún Estado, sino más bien de aquellos que condenan tales revoluciones sin comprenderlas.
Annonimous en Al Jazeera.

Simon Peres; El incremento de la democracia en oriente sólo puede beneficiar al proceso de paz.

Hilarión daba voz el día pasado a la idea que es aceptada generalmente como de sentido común. Es imposible mayor calidad de vida con menor consumo. Alarguemos este asunto con un caso particular pero extensible.

Tengo la experiencia personal de haber vivido en el campo y la ciudad, y de como en una vieja casa con huerta animales y algo de terreno gastaba la mitad en energía, comida y varias cosas más con una calidad de vida muy superior a la que tengo ahora en un piso en el pueblo con vocación de ciudad. A cambio, necesitar menos el coche, que se sigue usando casi con la misma regularidad, sólo que en vez ocho kilómetros ahora es uno, y poco más. De menos, la lista sería muy larga.

Resumiendo, se puede andar en bicicleta para hacer recaos en vez de pagar un gimnasio para ir en coche a hacer spining.
Quod erat demostrandum

🙂

Los investigadores sociales han adoptado la frase de Kuhn “cambio de paradigma” para remarcar un cambio en la forma en que una determinada sociedad organiza e interpreta la realidad. Un “paradigma dominante” se refiere a los valores o sistemas de pensamiento en una sociedad estable, en un momento determinado. Los paradigmas dominantes son compartidos por el trasfondo cultural de la comunidad y por el contexto histórico del momento. Las siguientes son condiciones que facilitan el que un sistema de pensamiento pueda convertirse en un paradigma dominante:

  • Organizaciones profesionales que legitiman el paradigma.
  • Líderes sociales que lo introducen y promueven.
  • Periodismo que escribe acerca del sistema de pensamiento, legitimándolo al mismo tiempo que difunden el paradigma.
  • Agencias gubernamentales que lo oficializan.
  • Educadores que lo propagan al enseñar a sus alumnos.
  • Conferencistas ávidos de discutir las ideas centrales del paradigma.
  • Cobertura mediática.
  • Grupos de derechos que acuerden con las creencias centrales del paradigma.
  • Fuentes financieras que permitan investigar sobre el tema.
  • (de Wikipedia)

Según este baremo resulta del todo imposible un cambio de paradigma. Sin embargo el actual se cae a cachos y por si fuera poco  no hay otro de recambio. Esto parece un agujero negro.

Pensemos como puede ser posible otro modelo social, de bajo consumo y alto nivel de vida para todos . Con banda ancha y sin dioxinas.
Es todo un reto. Para todo el planeta.
Pero sin bombas de neutrones, no me hagáis trampas.

En Irán hay manifestaciones de apoyo a los cambios en Túnez y Egipto. Y sin embargo el régimen los reprime, como si apoyase a Ben Ali y Mubarak.

Curiosa paradoja que se explica por si sola, la gente apoya esos procesos y pide también lo mismo para su país.

En principio parece que en un régimen como el iraní la revuelta es impracticable. Y sin embargo, se produce. Sin barras de pan pero con un solo grito, libertad. Claro que es lo que más les falta.

Conseguirán acallar las protestas en las calles a base de represión, puede, pero eso no va acabar con la situación. Y los pucherazos electorales cada vez están peor vistos. También se quejan del último, los manifestantes. ¿Que pasará las próximas elecciones, cuando sean?

….

En la actualidad nacional, ayer el show de los Goya ocupó los noticiarios. Lo que no sacaron fueron las protestas contra la mamandurria artística, con quejas como el “esas tetas las he pagado yo”, convocada por anonymus, que tuvo bastante éxito. Normal, la gente está pagando con sus impuestos las películas españolas que no quiere ver ni dios mientras aguantan insultos del peor calibre por parte de quienes manejan el cotarro y exprimen las subvenciones, impuestos añadidos por pirateos que suponen y demás entelequias a cuenta de los derechos de autor.

Y en este blog, apasionadas discusiones sobre su evolución y temática.

Doc echa de menos la descripción de mis estados de ánimo, yo creo que sigo trasmitiendo, aunque hable de las enfermeras del hospital o hable de Assange. Y la cosa es que estando medio sano ya, con lo que ha costado, ni tengo muchas batallitas que contar de la enfermedad ni de sus alrrededores ni muchas ganas de abundar en ello. De vez en cuando saldrá algo supongo, pero si queremos un blog vivo habrá que ocuparse de otras cosas también, que me tocan interesan y divierten.

Contaremos una anécdota de todas formas, para que no todo sean disquisiciones sociales;

Ayer estaba instalando el SO ubuntu en mi viejo pc reconstruido. Como el proceso es lento, estaba fuera de la habitación cuando mi hijo llega y, como su portátil tiene la pantalla rota, ni corto ni perezoso desenchufa el monitor y lo conecta en su mac, para editar un vídeo.

Ante los hechos consumados (protesto pero no me sirve de nada) no me queda si no esperar a que termine, varias horas después. Vuelvo a colocar el monitor en la pc y lo previsible, se ha colgado en medio de la instalación.

Varias horas de intentos de todo tipo, desde recuperar el sistema a través de la consola, esa ventanita negra con comandos de aspecto amenazador, hasta reinstalar otra vez el SO XP, que rula con este aspecto;

no dan mayores resultados. Insisto, reinstalo por tercera vez el XP, el ubuntu no puedo ya, comienza y se queda en negro, y consigo a pesar de que esto parece la cárcel y en el proceso algunos archivos se han perdido abrir algunas aplicaciones, la de restaurar sistema, pero ni por esas.

Así que esta mañana he bajao el ordenata a la tienda a ver si pueden allí reinstalar el XP o si ha cascao algo, quizás el disco duro, problemas de memoria o de tarjeta, yo que se. Crucemos los dedos.

Aunque Hilarión diga que se ha cortado la coleta y no va a decir ni mu sobre este tremendo, complejo y candente tema o viejecita fie a un año su estrategia, no puedo abandonar el tema, me supera. 🙂

A cuenta de impedir a los religiosos tomar el poder, los laicos acaban asfixiados

En Egipto hoy los militares han suspendido el anterior gobierno y parlamento, anuncian seis meses de plazo para elecciones y no marcha mal la cosa de momento. Como Túnez, procesos que tendrán muchos ojos encima y que quizás acaben siendo limpìos.

Y en Argelia Buteflika se atrinchera y cierra las comunicaciones, como hizo la semana pasada Hosni Mubarak. Su problema es el mismo, la protesta de la gente por la falta de libertades (justificada en la lucha contra el islamismo). Y es probable que intensifique la represión mucho más que Mubarak, para evitar acabar igual. Como Gadafi. Muchos escenarios distintos para una misma pretensión. Por cálculo de probabilidades no puede haber un único resultado.


Ante la ola de protestas en los paises árabes del mediterráneo el consenso ha sido casi absoluto, nadie apostaba por el éxito de los manifestantes y en todo caso sería para que el fundamentalismo religioso campase a sus anchas y copase el poder.

Sin embargo, sin un solo tiro, sin bombas ni amenazas, primero con los tunecinos, ahora los egipcios, puede que mañana los argelinos los iraníes o cualquier otro, la revolución blanca promete un cambio de  paradigma. De momento y no es poco, la constatación de que hay vida independiente a pesar de los fundamentalistas. Algo que se ha estado negando hasta ahora categóricamente.

Fente a la imagen del árabe con el kalhasnikov y el cinturón bomba inmolándose para matar “enemigos” se opone ahora la de quienes exigen justicia y libertad pacíficamente a sus tiranos. Dos mundos que poco tienen que ver, cohexistiendo.

A ese miedo occidental, que se imponga el fanatismo religioso, opongo la confianza en que al contrario,   en las protestas contra los tiranos políticos de estos días se esconde de forma subliminal una protesta contra los tiranos de la religión. No quieren ni a unos ni a otros.
Manifestarse públicamente un árabe allí en ese sentido es inconcebible, prácticamente un suicidio. Pero quizás en estas manifestaciones sin signos religiosos y con sólo pancartas pidiendo libertad y el fin de la mamandurria vaya implícito un mensaje a sus religiosos. Esa sensación tengo.

Si esto es cierto quizás no ocurra lo pronosticado, que la revolución árabe acabe con los hermanos musulmanes en el poder, si no si en la oposición.

Es tan difícil como necesario.

Encuentro en el suplemento dominical del Gara, que curiosamente es todo en castellano, una entrevista de La jornada Semanal del sociólogo Zygmunt Bauman que me parece interesante. No me puedo resistir y os la traigo,;

 

–¿No resulta su análisis demasiado eurocentrista?

–Escribo y hablo más sobre Europa, porque la conozco mejor que otros continentes y porque siento una gran co-resposabilidad por sus actuaciones. A pesar de esto, a diestra y siniestra estoy pregonando el policentrismo del mundo actual y la necesidad de pasar de la integración de las naciones a la integración de toda la humanidad.

Una tarea indispensable, pero sumamente difícil, ya que el panorama general pintado por Bauman es poco alentador:

–Padecemos una falta de recursos, magnificada por la cantidad de tareas; una incompatibilidad de herramientas con metas. Todos sufrimos a raíz del divorcio del poder (Macht) con la política(Politik)

–¿Dónde está su parte optimista?

–Hasta hace poco iba con conferencias a muchas partes: después de las presentaciones casi siempre alguien me preguntaba por qué soy tan pesimista; a menos que la conferencia estuviera dedicada a Europa, entonces me preguntaban ¿por qué soy tan optimista?

–¿Cómo entender este contraste?

–La diferencia reside en el estatus cognitivo de los dos análisis: usted mismo alababa a Gramsci y a su llamado a contrarrestar “el pesimismo de la inteligencia” con “el optimismo de la voluntad” [véase Maciek Winiewsky, Zygmunt Bauman: un pesimista insólito en La Jornada, 12/ VI/ 2010.] Y Europa parecía tener precisamente esa voluntad: parecía saber qué era lo que quería y se preparaba para vencer al Goliath de la inevitabilidad con la honda davidiana de la voluntad. Sólo ella se ponía a resolver los problemas tratados por el resto de planeta como irresolubles, por ejemplo, la convivencia cotidiana con la otroedad sin demandar al otro que renuncie a ella.

En su largo ensayo titulado Does Ethics Have a Chance in a World of Consumers?(publicado en español bajo el título Mundo consumo), Bauman anota que el problema de esta convivencia ha sido tratado –¡ya en su dimensión planetaria!– por Immanuel Kant (en Idee zu einer allgemeinen Geschichte in weltbürgerlicher Absicht, un pequeño, luego olvidado librito de 1784), y puesto como un problema de lahospitalidad. Kant razonaba en términos muy simples: ya que nuestro planeta es una esfera, la gente no tiene a dónde huir, no puede deshacerse de otros y por lo tanto tiene que encontrar algún modus vivendi.

Según el sociólogo polaco, antes el desarrollo de la modernidad permitía ignorar el problema de la hospitalidad, pero ahora este se ha vuelto central: hoy más que nunca vivimos en unainterdependencia, dónde cualquier acción hacia los otros termina afectándonos a nosotros mismos.

Si más bien, según Bauman, este ideal de hospitalidad ha sido alcanzado por Europa (un continente de distancias relativamente pequeñas, con una gran diversidad cultural y religiosa), y ahora ésta podría transmitírsela al resto del mundo; después de la desintegración del sistema colonial, la misma Europa dejó de ser hospitalaria con los demás, convirtiéndose en Festung-Europa, una fortaleza, debajo de cuyos muros mueren, por ejemplo, los migrantes africanos ahogados en el Mar Mediterráneo.

–En este sentido: ¿tiene todavía Europa algo que ofrecer al mundo?

–En mi libro sugerí que las experiencias ganadas en una brega de la “unificación de Europa”, podían hacer que ésta, una damisela muy acomodada, fuera apta para aportar a su renovado matrimonio con el mundo una dote que el cónyuge necesitaba como los pulmones el aire, pero podía pasar que el resultado fuera sólo el ejercicio de algo que Jürgen Habermas llamó Standortkonkurrenz: una competencia de Estados nacionales por atrapar el flujo del capital transnacional y un afán de sacar los mejores trozos de recursos mundiales disminuyentes. Frente a Europa, escribía, se presentaban dos estrategias de autodefinición y yo personalmente soñaba con la estrategia de “ambición y responsabilidad”. Resultó diferente: Europa optó por la “colectivización de los egoísmos nacionales”, que significa un Standortkonkurrenzglobal: una elección poco afortunada, pero de ninguna manera irreversible. Pero la amenaza de Europa de traicionar a su vocación y de desperdiciar su potencial benigno, no se limita sólo a estar obsesionada por el pragmatismo deStandortkonkurrenz. Bien nota usted: Europa, la casa natal de Kant, un profeta del mundo hospitalario, da al mundo de hoy un buen ejemplo de la… inhospitalidad. A la larga, esto significará su perdición. Se hace todo para sellar las puertas de la fortaleza y para atrapar a los intrusos: pero ellos también son las víctimas de Europa. Es gente llevada a la miseria por el estilo de vida inventada por Europa y luego exportada a otras partes, una forma de vida que produce a escala masiva genteprescindible, destinada a desperdicio: personas que son productos defectuosos de la “racionalización” y residuos del “progreso económico”. Antes Europa, pionera de la “modernización”, se salvaba mediante las soluciones globales a un problema generado localmente; ahora les exige a otras partes del mundo, que fueron forzadas por ella a “modernizarse”, a que busquen soluciones locales a los problemas generados globalmente.

Si en el marco externo Europa optó por un auto-interés encima del deber ético, lo mismo parece pasar ahora en el marco interno: la UE, “una comunidad imaginaria” de los países iguales por encima de múltiples diferencias, al reaccionar a la crisis acentuó las diferencias y la competencia entre los países miembros. Aunque Jürgen Habermas, un filósofo quasi oficial de laUE, confía que la crisis de la euro zonadespertará la conciencia por encima de las fronteras nacionales de compartir un “destino europeo común”, aquí sólo funcionó la lógica de “sálvese quién pueda”.

–¿La reacción a la crisis financiera no ha negado “lo común” de Europa?

–¿La comunidad cultural, identidad común, el amor mutuo, solidaridad? Todo esto apareció como lo que los ingleses llaman afterthought, como una reflexión después. Parecía un simple maquillaje de la ideología a los hechos. Recordemos que al nacer la Unión Europea, Monet, Schuman, De Gasperi, Adenauer o Spaak no pensaban en ningún “proyecto político” y menos en una “comunidad imaginaria”. Los padres fundadores de la UE hablaban sólo de carbón y de acero. Ya que la cultura necesita tiempo para alcanzar las cambiantes condiciones de la vida –el llamado cultural lag– la conciencia acerca de la comunidad de intereses no le sigue el ritmo a la coincidencia de intereses. La conciencia o la cultura existen a través de un constantehacerse. Por lo tanto, las siguientes crisis no nos encuentran preparados. A las nuevas situaciones respondemos con las viejas costumbres y la lógica “sálvese quién pueda” es quizás la más enraizada.

La crisis sirve ahora para aplicar las recetas ultraneoliberales: los gobiernos de Grecia o España congelan los salarios, desmantelan los derechos sociales y laborales. Planes de austeridad significan más incertidumbre para el mundo del trabajo y más garantías al capital: el proyecto dominante en Europa –sin duda alguna con vinculación con los cambios en la economía global– parece ser suprimir el trabajo y favorecer al capital.

–¿Será que en este sentido Europa renuncia a la capacidad de proteger a sus ciudadanos de las consecuencias de la globalización negativa, un concepto que usted emplea para la globalización de finanzas y comercio, contrapuesto a la globalización positiva de las instituciones políticas, jurídicas y de justicia?

–Repito hasta el cansancio: las soluciones a los problemas globales, sólo pueden tener un carácter global. Europa no tiene ninguna culpa por no saber resolver estos problemas en su patio y con sus propios recursos; al fina y al cabo esto es una buena señal, ya que pone de manifiesto la irracionalidad del “proyecto Festung Europa. Lo único por lo que se puede y debe culparla es por no haber hecho lo suficiente, en realidad nada, para promover a la “globalización positiva”. La suerte de Grecia o Letonia hubiera sido quizás peor sin la UE. Pero sin una decidida declaración a favor de la estrategia de”ambición y responsabilidad”, estaremos condenados a un eterno caminar desde la crisis hasta la crisis, de la catástrofe a la catástrofe.

Y “desde la crisis hasta la catástrofe”parece ser precisamente el sendero y la suerte actual de Europa: según Étienne Balibar, la crisis ha dejado en claro que Europa, como un “proyecto político” ya está muerta, y así quedará al menos si no es refundada desde nuevas bases. Por su parte Samir Amin afirma que la UE en cinco años dejará de existir. Pero según Bauman la parte fuerte de Europa ha sido siempre la habilidad de buscar soluciones.

–¿Cómo buscamos y dónde? ¿Cuál es el futuro Europa?

–A este tipo de preguntas, que me suelen hacer muy a menudo, respondo con este chiste irlandés: un conductor detiene el automóvil y le pregunta a un transeúnte por el camino a Dublín; el preguntado le contesta: mi estimado, si yo quisiera ir a Dublín ¡no empezaría desde aquí! Pero bueno, no tenemos otro lugar y al final hay que ir a este Dublín… Sin embargo, no teniendo el talento de un profeta, quizás no puedo ser más ayuda que aquel transeúnte irlandés. A diferencia de otros como Balibar o Amin, no suelo tratar mi ignorancia como una razón suficiente para hacer predicciones y escribir necrologías. Los caminos de la futurología están marcados tanto por las tumbas de anuncios de muertes precipitadas, como por las de los nacidos muertos anuncios de sobrevivencia.

–Sea como fuere, la “aventura Europa” no se desarrolla como usted esperaba…

–¿Me he equivocado poniendo mis esperanzas en ella? Quizás. Pero ¿ha sido posible saber que era una equivocación, cuando la cometía? Poseer de antemano “la certeza” de la equivocación, sólo se puede por el precio de negar la confianza en la honda davidiana. Entonces ¿qué pasa con la esperanza? La deposito en un hecho, de que en el estado actual del mundo, y quizás por primera vez en la historia de la humanidad, el instinto de supervivencia y el sentido moral dictan la misma cosa: o vamos a ayudarnos mutuamente a remar en este barco global donde todos estamos amontonados, o todos vamos a naufragar.


 

Yo sólo puedo añadir la negrita del último párrafo, y un vídeo en el que Bauman comenta la modernidad líquida;

Anoche en casa de unos amigos oí este chiste, que me llamó la atención por rompedor e iconoclasta y aunque a algunos les pueda molestar, no me resisto a contároslo a ver que os parece. La verdad es que tiene bastante gracia. Como era un archivo mp3 ha sido fácil “memorizarlo” 🙂 y subirlo a la red.

la ultima cena audio