Skip navigation

Monthly Archives: mayo 2016

Garazi ha vuelto, por fin, al hospital a cuidarnos. Esta última revisión por fin he tenido el gusto de verla.

Cuatro años dedicada a criar una preciosa criatura, Irati. Un tiempo bien empleado desde luego, aunque la hemos echado en falta un montón.

Y el que ha tenido un buen susto esta vez ha sido mi primo Ricardo. Un trombo en la pierna que ha subido al pulmón y ha provocado una embolia masiva. Por el canto de un duro, me cuenta que le ha ido la cosa, para no haber palmado.

Y como la música es lo que le llena estos años, ha preparado un texto para una futura canción;

Las Siete y once (Sin ticket)

Las 7y11 de la Mañana, oigo música de 6 aus 49
me incorporo y repentinamente aprecio un vacío en el pecho
se vuelve oscuro y caigo en un sueño
veo las caras de los amores de mi vida

Estoy en la estación y subo en el Tren de la eternidad
mi ticket no lo llevo conmigo
tengo que volver a bajar y Alguien me dice:
„vienen más trenes, éste no es el tuyo“

Sufrir, esperar, soñar y confiar
yo no he vivido completamente,
yo no la he amado hasta el final

La luz ha vuelto y las caras también
me sonríen y me acarician. Ella está ahí.
Las noticias y pitidos vienen de todos los sitios
y preguntan y preguntan y algunas no contesto

Desconocidos me llevan y me cuidan
y yo estoy ahí
y no en esa estación con
el Tren de la Eternidad

Sufrir, esperar, soñar y confiar
yo no he vivido completamente,
yo no la he amado hasta el final

Todo viene y todo se va y eso es el tiempo
y nosotros somos viajeros sin maletas
Todos suben a los trenes y viajan en ellos
Muchos suben antes, otros después

pero Alguien me decía: „vienen más trenes,
éste no es el tuyo“
Ese Aviso lo he entendido y
dando las gracias abandono la Estación, sin maleta…

Sufrir, esperar, soñar y confiar
yo no he vivido completamente,
yo no la he amado hasta el final

 

Anuncios