Skip navigation

Pat Condell, nació en Inglaterra, no tiene una educación formal, pero eso le da tiempo de leer y escribir. Le gusta la cerveza, el futbol americano y Bob Dylan. No le gusta que le mientan. Sus más de ochenta monólogos rondan los treinta millones de visitas en YouTube. Fuera de eso, parece un tipo normal.

16 Comments

  1. Para los “creyentes” será un golpe muy duro…Pero yo pienso que lleva muchísima razón en lo que dice.

    • No tanto, puesto que prescinden de la racionalidad y se conforman con la fe en sus creencias.
      Y yo también estoy de acuerdo en lo que dice, aunque lógicamente incomode. Tampoco el laicismo militante ha dado hasta ahora ejemplos de ética, el comunismo es un viejo ejemplo y es una discusión llena de recovecos, pero desde luego no considero que las religiones sean el modelo.

  2. Hace cuarenta años que dejé la Iglesia, la Fe, la moral católica… Yo la viví un tiempo como una imposición dolorosa, pero que configuraba mi vida. Estuve a punto de meterme monja, etc etc.
    Conozco a algunas personas, pocas, que viven en la fe, y que son felices con esa vida, (que si se vive de verdad, es durísima). Tengo el mayor respeto por esas personas. Y creo que son dignas de dicho respeto.
    Que hace falta ser muy humilde para renunciar al propio criterio en favor de “la verdad revelada”.
    A mí, desde luego, la humildad es una virtud que me repatea, pero a las personas realmente humildes (no a las que hacen el paripé) las admiro aunque no me gustaría parecerme a ellas.
    En una ocasión, cuando acababa de romper con la religión, una de esas personas buenas, con la mejor intención me dijo:
    “pero bueno, ya que eres una buena persona (eso pensaba ella, pero no lo soy tanto), ¿por que no haces como si creyeras? Porque si te mueres y no hay nada, tampoco cambiará nada, pero si resulta que Dios existe, esa ventaja que tendrás”.
    Yo le contesté que quería vivir bajo mi propia responsabilidad, y que si al morirme me encontrase con Dios en el otro lado, le echaría un rapapolvo por concederme una razón, una inteligencia, y un criterio propios, y luego pretender que los despreciara por Fe en Él. Y que me iría encantada al infierno, con toda la gente del “non serviam”.

    Otra cosa son las jerarquías de las distintas iglesias.
    Por esa gente no siento ningún respeto. Aunque este papa, cuando llegó, me parecía que era una de esas personas de las que hablaba antes. Y que no era de este mundo. Y me gustaba. Mucho. Ya no lo tengo tan claro.

    • Coincido contigo casi hasta en los tiempos, aunque yo me temo que nunca tuve confianza en la religión, estudié en colegio de curas y ya me tocó de monaguillo, pero mi natural desconfianza hacia lo que no podía comprender, aquello de la santísima trinidad, vírgenes madres y espíritus santos no había manera de digerirlo, y adorar textos de no se sabe quien casi sobre alguien que ni conocieron se me antojaba imposible. Lo que si comprendía era el omnímodo poder de que disfrutaban los currelas de la empresa, llámese jerarquía o como se quiera, y que tanto entre ellos como entre otros creyentes muy cualificados practicaban con fruicción lo contrario de lo que predicaban. Vamos que los hechos no se correspondían con la teoría.
      Así que para los catorce años ya era un agnóstico convencido.

      • “…Los Hechos no corresponden a la Teoría…” Ni en la Religión, ni en la Política, ni en el Amor de Pareja, ni en nada…Todo el mundo miente. Algunos más, otros menos, los de arriba mienten todos.

      • No me convencen las generalizaciones que todo lo igualan. El “todo el mundo miente” o “todo el mundo es malo” aunque fuese verdad no justifica la mentira ni la maldad como principio.

        Igual que no todas las políticas son iguales, ya me contarás tu por que vives donde vives y no en Arabia Saudí o Venezuela, ni sus resultados, unas serán mejores y otras peores en base a sus postulados y hechos concretos, comparar las religiones de dioses todopoderosos que exigen sumisión y obedencia con las relaciones de pareja, que podrán ser mejores o peores, pero están basadas en un mutuo acuerdo, bien poco tiene que ver. Y cuando se te estropea el ordenador, no te consuela pensar que también las peras se pudren, si no que miras a ver si aun tienes garantía.

        Pero de la misma forma que si votas una política y luego no se lleva a la práctica lo prometido protestas y lógicamente no vuelves a votar ese partido, a una religión a la que ni siquiera votas si no que ya te viene incorporada en el menú, creo que yo que se le puede protestar y dejarla de lado cuando ves que de lo que predica, bien poco. De amor y respeto al prójimo, generalmente cero patatero. Y sobre todo, esa especie de querer imponer a los demás sus ideas, estés o no de acuerdo. Algo en lo que la religión islámica nos tiene, a todos, bien machacados hoy en día.

  3. A los creyentes en cualquier religión y a los no creyentes, les resbalan en mayor o menor medida estos predicadores de cualquier verdad que al final, no conocen.
    Pero para pensar en algo, mejor pensar en la próxima primavera el olor del mar y de las flores, sin olvidar alguna que otra chavala guapa. Dice uno que no conoce…, pero que no le gusta que le toquen los bemoles.

    • FtW hace un comentario abajo que responde muy bien al enfoque que le das, de tocar los bemoles.

  4. Le echa bemoles el tío.
    He visto otro de sus videos ( http://www.youtube.com/watch?v=tuAwH5ECBP0&NR=1 ) y creo que expresa muy bien la idea del respeto.
    Nosotros tenemos un problema con esa palabra. Es bivalente cuando menos. Asimilamos respeto a aprobación, aquiescencia, valoración,… Discuto a menudo con mi mujer sobre el tema, cuando afirmo que le tengo respeto a alguien con quien no coincido en nada, incluso me repugna. Ella toma respeto como aprobación.
    Y siempre me refiero a que respeto para mí es la toma en consideración de lo que esa persona hace o dice.
    Una memez sin argumentos de peso, datos que lo soporten, etc nunca merecerá mi respeto, aunque me caiga muy simpático quien lo diga.

    Creo que es en ese sentido en el que P.Condell no respeta a las religiones. La fé no es respetable. Puede ser admitida, como otras muchas opciones personales en el mundo de la sensibilidad, el arte, el sexo,… pero no aceptaré que un coprófago me pida respeto y exija que su opción sensitiva sea admitida en un restaurante. En su vida privada puede atiborrarse como quiera.

    • muy de acuerdo con tu comentario, la ambivalencia de “respeto” induce a confusión, y para mi respeto es consideración, no aprobación.
      Y está bien tener consideración con quienes hacen algo con buena voluntad y en principio sin meterse con nadie, pero eso no quita para poder opinar sobre ello. Si además esa creencia si que se mete en la vida de los demás, hasta el punto de privarles del derecho a decidir sobre su propia vida, entonces la opinión se vuelve mucho mas necesaria.

  5. Como decía mi tía “la coja” y mi primo da Cantapalos, “la religión es el opio del pueblo” de qué pueblo se trata no me lo dijeron nunca, ni mi tía “la coja”, ni mi primo de Cantapalos…😀😆
    Cada uno que crea en lo que quiera. Si se comen el coco o no, si derivan la responsabilidad a la religión o no. Cada palo que aguante su vela. Lo que pienso, es que como tú Al a mí me comieron el coco hasta los quince, en el mismo colegio que en el tuyo. Luego ya pasé de todo. Pero respeto a los que creen, aunque no comulgue con la idea. A mí personalmente no me hacen nada los creyentes. Ahora ya no. Y los no creyentes tampoco. Algunos creen en Dios, otros en el Dinero y el Poder, otros en todo ello…Fariseos hay a porrillo, “abencerrajes” hay en los dos Bandos, religiosos y no religiosos…Me da por un higo, mientras no me toquen los “bemoles” ni los “sostenidos”

    • Bueno, que te afecta te lo podrás creer o no, eso mismo creía aquél de la famosa frase “primero vinieron a por …”
      Y estas cosas, al fin y al cabo, gente e ideologías que decide por ti, están ahí por mucho que cierres los ojos. Cerrarlos es una opción muy comprensible.

      ¿Que cada uno crea en lo que quiera?…vale, pero a los que creen en campos de reeducación estilo camboyano, o en como debe ser tu muerte, yo personalmente los criticaré y manifestaré mi opinión contraria.

      Que todos somos muy buenos y muy malos, pero al hijoputa que está esperando con una navaja en la calle para robarte estate seguro que no le voy a tratar como al resto del vecindario.

      • Por eso digo, que mientras no te toque, da igual. Mira, una vez tuve que ir con mis companeros en contra de un Jefe de Servicio, que era un cabrón. Yo por supuesto yo no tenía ningún tipo de problema con él, incluso sacaba provecho con él, pero mis companeros me decían, “…si no vamos todos juntos contra él, no conseguiremos nada…” Fui con ellos, y de todos, yo fui el único que abrió bien la boca y por poco me echan. Los demás, que tenían menos que perder que yo, se contentaron con costestaciones más o menos moderadas. El que más sufrió aquella Reacción de ese Jefe fui yo. Desde entonces, me da igual lo que hagan y dejen de hacer, políticos, religiosos, trabajadores, etc…Cada uno a lo suyo. Si no me toca, ni a mí ni a nadie de mi familia directa, o a algún amigo íntimo, me cuidaré muchísimo de dar la cara por nadie, o de hacer el Quijote por ahí. Cuando te toca, te toca a tí, no al vecino, ni al amigo ni incluso a tu mujer o a tu hijo. Te toca a tí, y tú tienes que arreglartelas como puedas…
        Por eso, el que saque provecho, que defienda sus intereses, y el que no, que no haga nada, a no ser que le toque a alhuien muy cercano. Quijotes ya no hay. Y el que quiera aprender la lección, que la aprenda…Y el que haya hecho el Mundo, que lo arregle…

  6. Y por supuesto creo que sé diferenciar lo que es correcto y lo que no es correcto, saber quien es el Senor y quien el Lacayo, y con quién me juego las cartas…
    Y los Religiosos me dan opor un Higo. Y el Papa y los Cardenales, Obispos, etc me revientan, aunque reconozco, que ellos hacen su labor en su gremio, bien o mal, honestamente o no…Igual que los políticos, los médicos, los vendedores de coches, los carpinteros, o las mujeres de la limpieza. Cada cual merece su respeto cuando cumple su trabajo o su vocación de forma correcta y con amor. Un buen Político será un buen político igual en qué partido esté, y un político corrupto lo mismo. No importa la idea en sí, sino la persona, para ganarse un respeto o no….

  7. Amen.

  8. No se, reducirlo todo a la esfera de lo personal no me convence. Las cosas son mejores o peores al margen de si es a ti concretamente al que le toca. Lo que se llama idependencia de criterio.
    Y no es lo mismo una persona eficiente y amante de sus hijos que se dedica al asesinato profesional, o a torurar disidentes, aunque quiera mucho a los suyos, por muy bien que lo haga, que otro que se dedica a pavimentar carreteras.

    Cuando uno pelea por lo que cree que es justo, y se moja, como cuentas que te ha pasado, es una experiencia por la que hemos pasado muchos, es frecuente que los cobardes (muy abundantes) te utilicen para no dar luego la cara. Y es de sentido común tras la experiencia el sacar la conclusión no repetir el error. Lo cual puede interpretarse como un “no volveré a ayudar a otros” o como un “antes de ayudar a otros me aseguraré de que estén dispuestos a ayudarse por ellos mismos y no hacer el primo otra vez”. Porque lo que está mal seguirá estando mal, independientemente de que tu decidas mojarte o no.

    “mientras no te toque, da igual” dices. No te creo, porque estoy seguro de que por ejemplo, si te encontrases viendo como se ahoga un tío, al por supuesto ni conoces, creo muy probable (conste que te conozco desde nací) que si vieses posibilidades de sacarlo, aun arriesgando tu vida, te tirarías a intentar salvarle la vida. Tu vieja y curtida experiencia de que “todo el mundo es malo y los de arriba los que más” no impediría que te quedases impávido viendo como se muere el “tío ese”.😈


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: