Skip navigation

El título sugiere que vamos a hablar de algo dramático, la lucha contra el cáncer, un documental del National Geographic sobre luchas entre cocodrilos o algo similar. En efecto, trata del eterno duelo invernal por el espacio en la cama de una pareja de humanos, una pelea en la que la hembra lleva todas las de ganar, al menos en mi caso.

La táctica empleada consiste en ocupar desde el principio el centro de la cama con la cadera y estirar luego las piernas en diagonal, hasta casi sacarlas por el lado de su consorte.
El resultado es que ocupa casi todo el espacio y solo deja un triangulito en el que ni enrollándose sobre si mismo cabe el otro.
Una vez ocupado la hembra responde con gruñidos y patadas a cualquier intento de desplazamiento, llegando a infligir heridas si insiste el macho.

A ello suele acompañar la mujer el tirar del edredón con un par de hábiles movimientos que invariablemente consiguen destapar a su pareja, con lo cual las frías noches se convierten en heladoras.

Este afán posesivo de la matriarca se acompaña de día con otras acciones similares. Como por ejemplo destruir sistemáticamente cualquier intentona del macho por construir espacios propios, si no son los propuestos por ella. Utilizará su mesilla como basurero donde dejar cualquier cosa, le quitará las zapatillas siempre que pueda, o le esconderá debajo de los platos sucios la esponjilla de lavarlos.

Resulta que por fin al final alguna otra chica se a apuntado a opinar sobre sexo, y María dice que no sólo despiertos, es que hasta dormidos somos iguales, imaginativa que es la especie.

16 Comments

  1. Mi estrategia consistía en sacar culo y plegar rodillas, posición fetal llevada al límite, claro. Pero desde que tenemos camas articuladas es más difícil salirse del sitio, y eso gana mi marido. Yo no me doy cuenta de nada, porque el límite que me impone la cama de 80 cm (camas adosadas, se puede decir) me mantiene en mi sitio mientras duermo. Lo que sí sigo haciendo, por lo visto, y a decir de mi sufridor cónyuge, es tirar del edredón y dejarle a él con el culo al aire, y eso que usamos edredones para cama de 2 metros.
    Es lo que tiene😀

    • Ah, esa es una buena solución, camas articuladas, que impidan las estrategias femeninas de okupación…haría falta edredones separados, para evitar las congelaciones por destape.😀

  2. La mejor decisión, si se puede es………..cuartos separados. No molestan los ronquidos, ni los pedos, ni el calor, ni los movimientos, ni eol olor de aliento, cada uno tiene su espacio libre, y mutuamente se dejan en paz. Si hay que hacer algunas “cositas” se entra en un acuerdo de en qué cuarto se harán, o en otro sitio neutral, como la cocina, el cuarto de estar, si no hay ninos, o el ascensor si no hay vecinos🙄😆
    Por supuesto, que siempre se puede hacer esto, también en casas pequenas, cuando los vástagos se largan de una punetera vez de casa…
    OS LO RECOMIENDO!!!!

    • No se no se… lo del ascensor puede estar bien para un polvo salvaje instantáneo, pero soy mas de cama y tradicional.
      Lo que los cuartos separados ya es muy extremo, echaría en falta los ronquidos y poder echarle un tiento de vez en cuando, con lo rico que sabe abrazarse a ese cuerpo calentito.
      Lo de los hijos es punto y aparte, dando la vara en el momento mas inoportuno. Eso lo he solucionao poniendo un quisquete a la puerta.🙂

  3. Mi abuela me regaló mi dormitorio cuando me casé. Nosotros nos inclinábamos por una sola cama, pero mi abuela, que sería muy pía, y se había quedado viuda con 30 años ( su marido era militar y se murió a consecuencia del Sahara), sabía de lo que hablaba. Nos dijo:
    Para “divertiros”, en una cama normal os sobra sitio a los dos. Pero si uno está enfermo, o necesita dormir de un tirón, es mejor que cada cual tenga su cama”. Así que nos regaló dos camas de 2m de largo por 1,10 m de ancho cada una, para poner una al lado de la otra, y con un respaldo común colgado de la pared (sin barrotes, grrr).
    Lo cual quiere decir que necesitamos un cuarto enorme, donde caben justo las dos camas, las dos mesillas, una silla, y una de esas perchas con patas para que los señores dejen los pantalones y la chaqueta. (o sea que, de coquetas y esas cosas, nada ).

    A lo largo de estos 45 años, a menudo he echado de menos tener una sola cama ( cuando en la mitad de la noche, no bastaba estirar la pierna o el brazo…).
    Cuando hemos estado enfermos sí me he alegrado de tener dos camas. Pero no estamos enfermos nunca, o casi nunca, y en ese caso, hubiéramos podido echar mano de una de esas plegables supletorias para el que estuviera sano.

    Para mí, no hay solución perfecta. Todas ellas son buenas en unos casos, y malas en otros.
    Porque la solución de Doc, por ejemplo, te quita de un plumazo lo de estar hablando bajito hasta que te vence el sueño, que para mí, es una de las ventajas de compartir habitación.

    • Yo tengo unos amigos pareja, que se quieren mucho, pero que cada uno tiene su cuarto. Por supuesto que tiene ventajas y desventajas, pero al tener cada uno su cuarto tienes la ventaja de hacer un poco lo que quieras: ver la tele, oir música, leer, tener tus trastos como quieras, sin que moleste a nadie (en mi caso por ejemplo la guitarra y el amplificador, incluso tus cosas de deporte, tus “secretos”, libros rvistas de Medicina. Incluso el hablar por telefono desde la cama, sin molestar a nadie. Hablar? Ya tienes todo el día para contarte cosas.
      Por supuesto, que como dice Al esta muy bien encontrar el cuerpo de tu parienta/pariente e igual echarle un viaje…Es todo muy relativo…Desde luego camas, mejor dicho colchones separados es para mí una condición indispensable. Cuartos separados, un poco extremo, pero habría que probarlo! Desde luego es una gozada tener tu completa independencia en tus aposentos, sin que eso quiera decir que seas frío…

      • Todo tiene sus ventajas y sus desventajas, lo de los cuartos separados tiene hasta la ventaja de poder dormir con otra pareja, si te pones en ese plan.😯 😀 pero desde luego prefiero la misma cama y el mismo colchón, aunque dos edredones posiblemente hagan la supervivencia mas fácil. Con uno los aires heladores son inevitables.

        Y es que son dos temas, el dormir que desde luego se practica mejor sólo, y el sentirse acompañado. Me inclino a dormir algo menos y tocar a algo más. 8)

        Ahora si, por pedir, yo también quiero un cuarto en exclusiva para mi, con mis cachivaches y otro para la parienta, con los suyos, pero sin dejar de tener uno común.😈

  4. De acuerdo!👿😉

    • Yo también estoy de acuerdo con lo de territorios separados de cada cual, pero dormitorio común.
      En casa yo tengo mi cuarto de costura-plancha, pero trabajo desde casa, (que solo tengo presencia física dos días a la semana) desde el teléfono y mi ordenador, en el salón.
      Mi marido se pasa el día en su despacho, con sus matemáticas y su física (ya está jubilado del hospital y no quiere saber nada de medicina), y viene al salón como a las siete de la tarde.
      Y a las 8 hago la cena, cenamos, y solemos ver un episodio de una serie, o una película, para desconectar.
      Así que si no tuviéramos nuestro cuarto común, donde seguir la conversación, o bien no hablaríamos casi, o bien nos iríamos a dormir a las tantas.

  5. @Viejecita: me refiero al ocio, a los Hobbies. Tu hablas de Plancha y de costura! Hombre, eso no😆
    Tu marido con matemáticas y física? Bueno, cada uno tiene sus formas de pasar el tiempo😀
    Por supuesto, que si no te hablas en todo el día es por lo menos el dormitorio uno de los sitios en donde más se contacta, en todos los sentidos. Pero en mi caso, no es la cama, donde se habla, sino en la mesa, durante las comidas, o en el cuarto de estar mientras vemos la tele, u oimos música. A la cama nos vamos a dormir…y cuando se duerme, en general no se habla. Durante los cinco o diez minutos que pudieras hablar cuando se está en la piltra son insignificantes, en comparación con el tiempo que se habla durante las comidas. además normalmente estamos tan cansados, que apenas hay ganas de contertulia. Lo que pasa, es que el beso de buenas noches, el arrebujo de los cuerpos es muy importante en la pareja. Pero dormir, se duerme muchísimo mejor estando solo en la cama. Y si estás enfermo, más todavía, que es a lo que voy.
    En mi casa, que es muy grande, tienen cuarto grande y particular mis hijos, cada uno de ellos. Yo no tuve esa suerte cuando era nino. Al sí la tuvo. Cuando tienes tu cuarto, y dejas las cosas como tú quieres, sabiendo y conociendo cada palmo de tu espacio sin que nadie intruya en tu “reino” es ya un triunfo en tu vida. Nadie te toca tus cosas, tus guitarras, tus amplificadores, tu bicicleta, tus pesas, o lo que sea, si dejas unos apuntes, unas revistas, unas notas, tu teléfono, lo que sea, sabes que cuando vuelvas a tu cuarto, va a estar todo igual, sin que te haya desaparecido nada, y podiendo reanudar tus ocios o tus obligaciones, sin tener que volver a preparar todo. Si quieres oir música o encender tu computadora lo puedes hacer, sin molestar a nadie, y sin que te pregunten que cuándo te vas a dormir o qué estás haciendo, sin intruir de una forma a veces vehemente en tu esfera.
    Eso no quiere decir que sea un tipo raro, insociable o inhumano, simplemente, que defiendo el espacio físico personal, y defiendo el mismo espacio para los demás…el círculo de la esfera personal…Ya estoy entrando en Filosofía…y no quiero!🙄😀

    • Doc-
      Es que yo no he tenido mi espacio propio hasta como quien dice antesdeayer. Que hasta que me casé compartía habitación con mi hermana. Y eso que vivíamos en una casa muy grande.

      Y luego, como “el genio” era mi marido, él sí necesitaba su despacho para aíslarse y darle a su física y sus mates, y sus estudios de su especialidad, y yo tenía el resto de la casa bajo mi mando, pero no un cuarto propio.

      Y conste que lo de coser me encanta. Que me hago casi toda mi ropa, y hacía toda la de mis hijos de pequeños, y hago todas las sábanas de casa y de las casas de mis hijos , incluso ahora las de mis nietos (nos gustan enormes, y de hilo o de algodón del bueno, y las que son así, en las tiendas cuestan fortunas). Y que soy bastante buena con el patchwork. Y que aunque al verme nadie se lo crea, me da bastante por los trapos…
      Así que, la costura sí que sería una de mis aficiones. 🙂

      • ¿Te haces las sábanas?…😯

      • Sí. Tengo un almacén donde todavía venden el hilo y el algodón bueno del ancho que necesito, por piezas. Y yo las corto, las coso, y les hago un bordoncito sencillo con mi máquina. Te aseguro que esas sábanas no tienen nada que ver con las que venden en El Corte Lnglés.

      • Ah bueno, compras en piezas la tela, pillina, que ya te estaba viendo con un telar en casa, que tampoco me extrañaría demasiado.🙂
        ¿Y a cuanto vale el metro de paño de hilo?

        Yo de todas maneras me pasé a los edredones y las sábanas bajeras desde que recién casados estuvimos en Alemania invitados por Doc, y nos regalaron un juego.

  6. Yo tambien coso, muy a gusto, pero sólo tripas😆 Bueno, antes ya hacía vestidos para las Marionetas que yo mismo fabricaba. Algunas ellas siguen colgadas en casa

    • Unos años me dió por hacer punto, me enseñó una novia, un jersey que me hice de punto bobo me duró décadas.

      Oye Doc, el conocido que te comenté con cáncer de vejiga, ya operado, sigue dale que te pego con sesiones de quimio, cada pocos días, a través de la uretra por lo visto, directo a la zona. Vegetaciones en la salida de los conductos eferentes, taponados, y con el pito mas dolorido que un callo repisao.
      ¿Es el tratamiento normal seguir con la quimio dale que te pego?…el tumor que le quitaron era hermoso, cuatro cmtrs.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: