Skip navigation

Hoy no estaba Garazi y ha sido Marijose la que me ha mirado como voy.
Me ha visto bien, al tema de los pies no ve como hacer nada nuevo para mejorarlo, confía en que con el tiempo mejorará y en todo caso me dice que es pronto para ir a un acupontor a ver si consigue algo, por el tema de las defensas bajas aun. Y me manda plaquetas por que estoy en 6.000, una caquilla de na.
Como las dos últimas sesiones me dan corticorteroides y antihistamínicos para prevenir la alegia, el shock anafiláctico que hace tres sesiones apareció por primera vez.
Todo parece ir bien, al acabar llamamos a la enfermera y al tiempo comienza picarme la espalda, al minuto que aparece ya son los brazos que se ponen de dos colores y con bultitos por todas partes.
Llaman a Marijose, más cañá con los antihistamínicos y los cortis, parece que cede pero al rato arrecia de cintura para abajo…
Total una hora más controlando que no me fuese a más, para salir.
Resulta curioso como lo que antes lo tolerabas sin problemas en poco tiempo ya no, como con las medicinas o estas cosas citológicas de la sangre.
brrrrr la próxima voy a estar temblando… ¿podré sobornar a alguna técnico del laboratorio?

Yo como itelectual y folósofo que soy, suelo sacar mucha información de breves sucesos, como por ejemplo las rotondas de circulación y los carriles de incorporación a vías “rapidas”.

De las rotondas he condensado en la Ley General de Al su primer artículo, que reza así;

Cuando al llegar a una rotonda desierta en que con visibilidad buena o muy buena el conductor de delante frene hasta detener el vehículo, tardando incluso en arrancar, se pueden establecer dos cosas; Que en el 85% es una fémina, y que tiene poca seguridad en si mism@. Esto al chento per chento cuasi.

En Respecto al carril de aceleración, en el que nuestra conductora de delante vuelve a detenerse porque ve un camión con luces allá atrás a lo lejos montando una cola de tres pares de sextercios en nuestro carril de incorporación, si no al listo que viene detrás del camión, separado cuarenta metros y que al ver que el primero de la larga cola quiere incorporarse tras el camión (a nuestra conductora el concierto de bocinas que han amenizado el ambiente mientras ella esperaba que llegase el camión la han debido espabilar y ahora le ha entrado la adrenalina por fin en la patata) acelera inmisericorde para obstaculizarle y obligarla a frenar de nuevo ya en el arcén, sin carril de aceleración ni nada, absolutamente agobiada y a punto de un ataque de nervios.
A este ser falto de empatía, que si discutes el tema con él es incapaz de apearse del burro; -yo tengo preferencia, tu tienes el ceda el paso y punto pelota. No tiene empatía ni tan siquiera capacidad para verse en la situación del otro, que es tan frecuente para él como para los demás, al fin y al cabo. Menos para entender que también el código dice que en un carril de incorporación el tráfico deberá ser fluido y que hay que ayudar en las maniobras al que se incorpora y no obstaculizarlas.
Para éste elemento, posiblemente más abundante en el el sexo decadente pero para nada exclusivo, establezcamos el segundo artículo de la Ley General de Al;

El que obstaculiza voluntariamente la incorporación de vehículos a su carril en carreteras demuestra palmariamente su falta de empatía y habilidades sociales. No esperéis pues que este peligroso sujeto os invite primero ni sea el alma de la fiesta, posiblemente solo sepa hablar de el o ella misma. Un aburrimiento asegurado.

Prefiero un buen tubo;

Anuncios

8 Comments

  1. Al- Mi experiencia:
    Yo solía prepararme para correr rallies (en vez de ir a clase), con un chico que luego fue campeón de España. Se me da bien conducir.
    Nunca me han gustado los coches grandes, así que tenía un Polo. Pero el de más potencia y reprise. Y a menudo daba pasadas a Mercedes y otros coches supuestamente superiores, pero que me parecían peligrosos por lo mal que conducían. A veces se ofendían, y me perseguían para pasarme, así que yo me iba a la derecha, y circulaba un rato a 60, para que se fueran lejos con su orgullo satisfecho. Y luego volvía a mi ritmo.
    Pues cuando me incorporaba a la carretera, para bajar a Madrid, los conductores varones, aceleraban desde lejos, me ponían las luces largas, e incluso tocaban la bocina para que no se me ocurriera incorporarme antes de que ellos hubieran pasado. Me ocurrió durante años.
    Pero me harté. Me compré un BMW. utilitario de BMW, pero BMW, al fin. Y a partir de ese momento, y eso que ya soy una vieja, y que las viejas tenemos mala fama, desde lejos me hacen señas con las luces para que me incorpore, me ceden el paso…
    Y este coche va como le da la gana, pero mis polos también.
    Así que, en mi opinión, los conductores son unos clasistas y unos snobs. Que dan por sentado que si una mujer va en cierto tipo de coche, va a conducir mal, y si lleva otro, va a conducir bien.
    Y no tiene por qué ser así.

  2. Tu experiencia es verdadera y falsa a la vez, mi pequeña saltamontes.

    Verdadera porque es cierto que al ver vehículos en principio menos potentes que el del conductor que mencionas, casi siempre varón, sienten deseos irreprimibles de demostrar quien manda en la carretera, cuestión para ellos de vehículo del que presumir y no de otros muchos considerandos, y como sea un minicoche lo pasan por encima. Coches viejos y motocicletas de pequeña cilindrada saben muy bien a que me refiero.
    Para estos sujetos un polo es despreciable, con sus 140 caballos lo pueden achicharrar como se les ocurra adelantarles, y si van detrás van sufriendo.
    En cambio un BMW chiqui aunque sea el mas bajo de la gama ya anda como para tocar las pelotas al del tanque de 140 caballos y sacarle los colores, así que le “respeta”.

    Y esto ocurre independientemente de que seas varón o fémina, (si ya se que cuando te adelantaban con el polo decían -encima mujer tenía que ser- pero eso es a posteriori 🙂 ), que es la pequeña falsedad subjetiva de tu experiencia.

    Ommmmmmmmmm

    😀

  3. Es posible que ser fémina suponga una ventaja en este contexto automovilístico(y en muchos otros también 🙂 ). Me da la sensación de que el resto de conductores (masculinos, eso sí) son más considerados a la hora de, por ejemplo ceder el paso. Bueno, no sé si el motivo exacto es la consideración o más bien el temor hacia la fémina al volante y hacen lo posible para perderte de vista cuanto antes, jeje, pero el caso es que sales ganando 😀

    Sin ir más lejos, hoy estaba en una rotonda especialmente complicada, con mucho tráfico, salidas, obras, etc y, como debo ser de la escuela de las féminas en las rotondas que comenta Al,(bajo a segunda 5000 kms antes de llegar a ellas, jajaja), no había manera de incorporarme a la maldita rotonda. Al final un furgonetero que tenía en el carril de al lado, todo amable me ha proporcinado mediante gestos dos informaciones muy valiosas:

    1. Tranquila, me quedaré aquí quietecito hasta que te incorpores tú primero.

    2. Entra ya, te da tiempo y tienes el carril libre, que para eso he metido el morro de mi fragoneta gran tonelaje.

    La pena es que en las rotondas no se puede invitar a un vino, porque gente tan maja no abunda, y tenía un agobio ya… 😀

  4. Por supuesto que al acercarse a una rotonda (un poco menos de 5000 kmtrs desde luego, ejem 🙂 )hay que disminuir la velocidad lo suficiente para frenar suave antes de llegar para detener el buga o lo que lleves, y si lo que hay es un tráfico de tres pares (hay una así en la salida para el max center de Baracaldo) parar es poco menos que obligatorio, pero si ves que al llegar y con esa inercia pequeña de ir a diez por hora hay hueco de milagro en ese momento y no vas a hacer frenar a nadie hay que acordarse del Bruce Lee diciendo eso de “sé como el agua, fluye” y y dejarse llevar por la vorágine ocupando ese sitio para fluir y no quedarte parado en tensión buscando otro hueco mas claro aún, no tienes inercia, no vas a la velocidad de los otros, un rato eterno. Menos mal que el de la fragoneta estaba allí. 🙂

    Y conste que conducir con mucho tráfico es una cosa triste y desagradable, además de peligrosa. Un horror vamos. Cuando conduces a deshoras te das cuenta de lo que digo. A las cuatro de la mañana haces disfrutando en la mitad de tiempo los mismos kmtrs que a la mañana han sido un agobio, detrás de una hormigonera y luego de otro mas lento aun en un tráfico semicolapsado.

    Y vas a tu ritmo, sin cruzarte con un coche mas que de vez en cuando, y sabes por las luces antes de que llegue por donde viene…

    ¡Que dificil es disfrutar conduciendo hoy en día!

  5. Espero ansioso tu Ley General a propósito de los intermitentes!! Y no te metas tanto con las féminas que te van a canear!

  6. Bueno hay parte de razón y otra parte sin ella. Por desgracia tengo que conducir todos los días casi 100 km para ir al trabajo. Hay de todo…pero para mí los más peligrosos son los que solo salen de vez en cuando con el coche, y “obstruyen” una circulación fluida con esa forma de conducir. Los peligrosos son los que van a 90 kmh por el carril de la izquierda y no los que van a 180 por la la autopista. El coche es lo de menos. Muchos conductores de Mercedes son de pena. Pero también hay otros que creen que la carretera es suya. El problema es la falta de respeto a los demás y la compensación de falta de potencia masculina comprandose un coche de mucha cilindrada y caballos para imponer a los demás…
    En general es una máxima el decir que las féminas conducen de una forma menbos agresiva que los “machos” y por ello se dice que conducen peor. Pero no es verdad. Simplemente conducen más tranquilas. Una cosa sí es verdad. Las mujeres, en general, no saben aparcar los coches, aunque hay muchas excepciones ya…Y los que conducen con sombrero o con boina: PELIGRO! Adelántales cuanto antes, porque son de pena!

    • Doc- Como me gusta eso que dices “Que es más peligroso uno que tapone el carril rápido yendo a 90, que alguien que circule a 180. Totalmente de acuerdo contigo.
      En las autopistas y autovías, debería haber una velocidad mínima para poder circular en el carril rápido

  7. Estando de acuerdo en lo que señalas, las mujeres tienen una animadversión natural (O inducida?) por las máquinas, así como a los hombre nos tiran. A ver quien arregla las cosas de la casa cuando se rompen, usualmente, que ya sabemos que hay de todo. O a ver cuantas mujeres motociclistas hay, no digamos en competiciones.
    Y con los coches parecido, las mujeres no suelen hacer como viejecita, aprender pilotaje, si no mas bien lo contrario. Pienso que por eso y por esa excesiva a menudo tranquilidad (o falta de agresividad?) la verdad es que a menudo ese que interrumpe el fluir del tráfico, aquí, sean mujeres. Y no soy yo el que suele decir en el coche, “mujer tenía que ser”, es Carmen, que conduciendo (ni en otras cosas 🙂 pero tampoco se acerca a arreglar la desprogramación de la tele ni mucho menos ese enchufe que anda cologando) precisamente no se acerca al estereotipo que señalo. Que de todo hay en la viña del señor.
    respecto a los vejetes de acuerdo, a menudo son mas peligrosos que una bomba de relojería, como peatones y como conductores, no oyen, no pueden ni girar la cabeza, y algunos se encierran en su mundo y dicen “ahí me las den todas” y van a su pedo, cruzando en plan suicida por cualquier parte me dan un miedo de la pera, dicen el “ya parará” y te aparecen delante del morro en cualquier parte.

    En carretera vamos generalmente empaquetados en caravanas y el fluir adecuadamente se convierte en fundamental. Los que no fluyen,los que te frenan a la salida de la curva, los que van alternando acelerones y marchas mas lentas que la caravana, los que van por la izquierda mas lentos que el carril derecho, los que te hacen en suma ir pendientes de ellos constantemente como tengas la potra de ir detrás, son un coñazo y un peligro.
    Sean hombres, mujeres o transexuales.
    🙂


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: