Skip navigation

Tendría lógica que un blog cómo éste cerrase ya su puerta, narrado el principal objetivo.

El contar en primera persona la experiencia de que un día te digan que tienes un cáncer,  el pasar el tratamiento  hasta que acabase. Que sirviera de orientación a quienes tienen que pasar por el mismo trance o parecido,  a sus familiares y amigos y también como válvula de escape en mi manera de afrontar la nueva situación, que como de costumbre es de frente y enterándome de que va la jugada, para poder anticiparme en positivo mentalmente. En este caso con más ahínco, ya que la nueva situación era posiblemente letal y en todo caso de enorme riesgo y padecimiento, para mí y para los que me rodean.

Además también serviría para familia y amigos poder enterarse de como me iba sin tener que andar llamando o escribiendo.

Así que como esto ha acabado aparentemente, bien podríamos cerrar este capítulo y emprender otros.

Pero está que lo de acabar es relativo, de momento el hospital me va a hacer un seguimiento, por algo será, y ni tan siquiera estoy recuperado en estos breves días tras salir de un aislamiento cuasi monacal, con chutes de quimio en vez de cantos gregorianos.  Contar de vez en cuando aunque sea que estoy bien, espero, tendría su valor estadístico. Si es para empeorar, ahora no quiero pensarlo. 😉

Quizás me reparta entre esta casa y Txirlo, mi alter ego en la red, un blog sin temática definida que había comenzado con tranquilidad  poco antes empezar éste, donde quizás pueda expresar de vez en cuando mis sencillas reflexiones, tontas para muchos, seguro, y bromear al tiempo. Eso si hay lectores que me hagan saber que alguien pasa por allí, si no suele ser pelín deprimente.

Y posiblemente se me ocurran de vez en cuando alguna idea que crea se merece estar aquí, reflexiones sobre el duro tema, ¡que se yo!

De cualquier manera, por dios que haríamos sin que sea un poco de socarronería y un mucho de reírnos de uno mismo ingredientes fundamentales del elixir de la felicidad.

Anuncios

10 Comments

  1. Al- Quimioterapio debe continuar. Aparte de que todavía tienes secuelas, y pruebas, y todos tus forofos queremos saber los resultados, las latas, los controles.

    Aparte de todo ello, necesitamos ver como te vas readaptando a la “vida real de antes”.
    Si vuelves a tu trabajo anterior,y en qué etapas, o si en estos dos años largos, (larguísimos para ti y los tuyos, pero que a nosotros se nos han hecho cortos), te has descubierto una nueva vocación de cronista, de fotógrafo, de poeta, y lo que haces en vista de ello…

    Sea como sea, me consta que no soy la única en desear que Quimioterapio siga, y siga, y siga. Aunque vayamos al Txirlo’s Weblog, para leerte y hablar contigo de lo que se nos ocurra, a ti y a nosotros.
    ¡Un Abrazo!

  2. Pienso igual que viejecita.
    Deje todavía fluir Quimioterapio durante unos meses. Espera a los acontecimiento de los controles, las comilitronas y las escapadas, tambien con la moto.
    Escribes muy bien y esto es tu ventana al mundo, a un mundo que sigue a velocidad desorbitante. Tu has hecho parar el tiempo en un Blog no solo de información, sino de recapacitación. Duro, crudo y al mismo tiempo tierno y amistoso, que “engancha”

    Espero que el Blog siga. Información y comunicación en un grupo pequeño de gente que te sigue…No serás un Mesías moderno, no? 😉 🙂

    • Al trabajo que he hecho casi siempre no puedo volver viejecita, de echo antes de esta movida ya me sentía cascao para andar de carpintero, subir una puerta blindada por las escaleras hasta un cuarto piso era demasiado, descargar camiones de tablones o tableros me dajaba baldao, el anterior que dejé fabricando tanques de poliester también tenía tela, en fin no estoy para esfuerzos físicos como antes.
      Escribir es algo que siempre desee hacer, una novela, algo, y que por no saber ni como empezar ni como desarrollarla siempre quedó arrumbada en un arcón a popa mientras iba navegando esta vida.
      Algún esbozo, ideas apuntadas al azar de vez en cuando, emborronaron algún cuaderno pero sin más.

      Hasta que llegó la red a casa y albricias, podía leer lo que escribía!
      (Mi escritura deformada de mi época de estudiante de medicina* no la entendía ni yo, degenerada ya en un chichaborrón.)
      Y como frecuentaba foros y más tarde nacieron los blogs me fui animando a escribir chorraditas. No me importaría nada, es mas sería fabuloso, empezar ahora a hacer algo decente para publicarlo. Por soñar.

      *Como que por eso no hay quien descifre las recetas de tantos médicos o sus prescripciones, porque tomando apuntes como locos todo el día durante años hasta el mejor calígrafo acaba en una especie de morse. 🙂

  3. Al- Eso que cuentas de la letra, me suena. Con decir que yo aprobé un parcial de fisiología de segundo, que me había salido nada más que regular, precisamente porque mi letra era clara y se entendía, y el cátedro dijo delante de todo el mundo que lo que yo había puesto eran chorradas, pero que mientras lo leía había descansado la vista…

  4. PS- A ver si para la próxima Feria del Libro podemos ir a que nos firmes ejemplares de lo primero que publiques (en forma de libro).
    He leído que Carmen Balcells – no sé donde la L es doble- trabaja con libros virtuales. Puede que si le mandases una invitación para el blog…

  5. Al- Cuando vuelvas a casa y al blog, que me imagino que estarás fuera todo el día, después de tanta cama y tanta pecera, viendo el mar, dando paseos con los tuyos… Cuando vuelvas, pues, a ver si nos cuentas de Axel en su nuevo trabajo.

  6. Pues que ahí anda, contento a pesar de que hasta final de mes ni le pagan, que quieres que te diga. Como está el patio ni tan mal, poder coger experiencia un recién salido del aula. Y como es una pequeña televisión y radio de pueblo, quieras que no hacer hacer de todo un poco.
    Contrato de estudiante en prácticas, 630 euros (¿Quien dijo mileuristas?) y ocho horitas, de momento y en las circunstancias actuales muy contentos. Y él vale y está en lo suyo, disfrutando, así que perfecto. Ya ha conocido las ocho horas en una fábrica y no le ha gustado nada. 😀
    Estuvo hace dos veranos un par de meses en la fábrica del pueblo, Maier, que fabrica componentes plásticos. Le vió las orejas al lobo.
    🙂

    Está lluvioso y no apetece mucho salir.

    • Pues dale recuerdos.
      Y cuando haga algo de verdad en algún programa, – que ahora, lógicamente, al estar de “gofer” (go fer this, go fer that…)ni siquiera saldrá en los créditos -, cuando haga algo, a ver si lo pones en el blog, que los de fuera de Guernica difícilmente vamos a tener acceso a ello si no…

  7. Al: llego un poco tarde pero no quiero dejar de suscribir las opiniones de mis antecesores. Tu blog y el mío tienen un la misma motivación inicial: contar y compartir nuestra forma de llevar la enfermedad y de seguir viviendo. Pero ocurre que (1) esta enfermedad es vitalicia y (2) siempre podremos seguir contando nuestra vida porque tenemos amigos que nos escuchan. Así que seguiremos contando nuestras penas y alegrías mientras tengamos quien nos escuche. Y los tenemos. o y que te mejores.

    • 🙂
      Igualmente Alvaro.
      Por cierto, pongo La batalla de Arrixaca entre mis enlaces de Blogs con otras patologías.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: