Skip navigation

Para acabar de redondear la jugada últimamente una pesadilla se está volviendo diaria e inmisericorde, como corresponde a una pesadilla que se precie. Pesadilla viene de peso, el que se supone oprime el pecho e impide respirar a quien la sufre. Supongo que el ahogo y la sensación de asfixia que disfruto con la neumonía que estos días me machaca ayudará en este tema

El sueño en cuestión reúne los mas granado de su tipo, estoy perdido y atrapado sin saber ni donde estoy ni la salida, en un lugar extraño y abracadabrante de gente con la que no puedo conectar o directamente hostil, medio desnudo y con tremendas dificultades para moverme y caminar.

Dicen que hablar sobre ella o escribirla ayuda a liberarse de la pesadilla, así que como me ha despertado otra vez me pongo a ello.

Estos días atrás el contexto era un pueblo todo casco antiguo, lleno de casas muy viejas y obras de restauración por todas partes, en el que intento ir a alguna parte sin conseguir otra cosa que dar vueltas por los mismos sitios una y otra vez, cada vez con mas dificultad y, cuando intento seguir a alguien o pedir que me guíe apenas puedo seguirle y acabo en lo mismo, algún sitio imposible de traspasar y cada vez mas lejos de salir a algún lado.

Tras comentarlo con mi media mandarina hoy y sus pertinentes consejos esta noche he tenido una variante, pero no se si se agradece la variedad en este plato.

Llego a un edificio enorme y nuevo de pisos, verde y blanco, creo que esta vez con Carmen, (antes siempre andaba solo) y cuando me enseña el nuestro y deambulo por habitaciones vacías al traspasar una puerta estoy en la casa del vecino, donde la mala pécora de su mujer me monta un pifostio de mil pares y me arrastra por mil vericuetos hasta que estoy mas perdido que House en una fiesta benéfica a favor de la causa antiabortista.

Medio desnudo acabo por unos extraradios infectos, atravesando talleres lóbregos interconectados, solares llenos de chatarra y residuos industriales, divisando la casa verdiblanca cada vez mas lejos.

En este punto me despierto angustiado y trepidante, y sin la menor gana de dormirme otra vez, no se si estoy todo el tiempo en fase REM pero suelo volver a lo mismo si me duermo seguido.

La interpretación no puede ser mas obvia, refleja mi situación y mis temores, pero vete tu a cambiar el panorama que una cosa es saber lo que hay que hacer y otra distinta el llevarlo a cabo.
En realidad todo consiste en cambiar ese chip maldito que se llama frustración y conste que estoy en ello, pero el jodido está soldado en la placa base y no creas que es fácil de eliminar.
Carmen me decía que una buena forma de arreglarlo es ser consciente de que estás en un sueño, funcionó cuando eran mas pequeños alguno de nuestros hijos y las tuvieron, preparándote antes de dormirte para ello. De hecho hace muchos años esto mismo lo he experimentado.
Pero esta vez me da que es cosa de cambiar ese chip que me está cortocircuitando.

Anuncios

11 Comments

  1. ¡Que pesadillas más bonitas tienes! (Imaginadas con lo que cuentas, y desde fuera, claro)!
    Yo suelo tener pesadillas con cosas horribles pasándoles a mis hijos, y, desde luego, cuando consigo despertarme de ellas, que cuanto más horribles son, más fuerte te agarran, me levanto de la cama, voy al salón, y agarro un libro, hago un sudoku, me pongo una película, o me dedico a borrar viejos correos, con tal de no volver a meterme en la cama mientras no me hayan cambiado las ideas. Al cabo de una hora, la pesadilla suele haberse marchado.
    Pero claro, con la casa fría de noche, y arrastrando tu neumonía, no parece que ese sistema te pudiera ser útil.
    Yo, cuando me pasa algo así y no voy a poder levantarme,lo que tengo es un edredón pequeño pero muy gordo, que me pongo encima de la ropa de cama, donde soy más sensible al frío, y me dedico a organizar en mi cabeza los estantes de la biblioteca, o el armario de la ropa blanca, para no dormirme otra vez. Y no me vuelvo a dormir en toda la noche ya. Al día siguiente suelo pasármelo dando cabezaditas en todas partes,incluso al volante, (por eso prefiero lo de levantarme, que es más rápido) pero si no tengo que conducir no me preocupa.

    ¡Que te sea leve!

    • Ah pues muchas gracias, tu como siempre quitándole hierro al asunto y es que en eso no había caído, y es verdura, la verdad es que no me aparecen monstruitos ni mucho menos mis hijos amenazados por vete a saber qué, que que duda cabe son pesadotas comparadas con mis pesadillas.
      😀

  2. Al
    Ya siento, no era mi intención quitarle hierro a tu pesadilla recurrente. Que por muy bonita que resulte cuando la cuentas, es completamente distinto cuando la pesadilla le agarra a uno.
    Mi hermana solía tener de pesadilla una croqueta gigante, que se le acercaba dando vueltas, y la pobre no lo podía pasara peor. Y encima viendo como los demás nos reíamos cuando nos lo contaba.
    Pues eso.

    • Mujer, no me malinterpretes, disculpa si no me he explicoteado bien, lo decía por que me parecía tu normal proceder, que es intentar animar y ver la parte buena de la cosa, que por mala que sea siempre tendrá algo bueno por donde cogerla. 🙂

      • AL: Sólo faltaba que encima te disculpases tú. ¿Has podido dormir de verdad esta noche? Ánimo y un abrazo

      • Siiiiiii, juer que descanso.

        🙂

  3. La pesadilla es en realidad angustiante. El querer y no poder, el no cambiar las circustancias, el círculo vicioso. Yo a veces sueno con gente que está ya muerta. Algunas veces con mis antiguos jefes, con mi padre, etc. Pero en esos suenos no tengo miedo. Son muertos majos, con los que hablo de forma agradable, y que me dan consejos buenos. Además les suelo preguntar en el sueno :”…pero tú estas muerto, no?” Ellos me dices que sí, pero que se encuentran muy bien y la verdad es que tienen buen aspecto. Una vez que sonaba con mi jefe, estaba en la puerta de la habitación donde estabamos mi jefe y yo, mi padre con una bolsa del Lidl. Me decía: “…pues na, aquí estoy, he comprado esto y lo otro…estoy muy bien aquí”
    Es una cosa muy estrana, pero es así. Hay pesadillas muy cabronas y otras muy interesantes, pero pesadilla es pesadill, y cuando se repiten es ya patológico. Yo supongo que tu pesadilla está ensenándote tu cuerpo más o menos destrozado y exhausto y tu espíritu dando vueltas buscando una salida buena, que no encuentras. Esa pesadilla desaparecerá cuando empieces a mejorar y cuando tu horizonte se amplíe…

    • Eso espero Doc, porque dormir a pierna suelta es una cosa güena güena…

      • Y además ya sabes, que cuando duermes a pierna suelta, se suele soltar “todo” y no solo es entonces la pierna, sino la “piernita” también…me refiero, a la que no tiene pie… 😉

  4. Al
    Y esta noche ¿Que tal? ¿Has vuelto a dormir a pierna suelta? (Por lo demás no pregunto).
    ¿Has empezado con la radio? ¿Te han conseguido una ambulanciera guapa para que te lleve y te traiga? ¿Estas bien de ánimos?
    Un Abrazo

  5. Como va la cosa, Al? Como va el Tratamiento de la pulmonía?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: