Skip navigation


Horrible despertar, sin pilas el despertador, a las nueve. A las nueve y media estaba en la consulta, abarrotada por los pasillos, ni silla para sentarme.

La gente se queja mucho de las esperas, (te tiras la mañana para pasar diez minutos que te vean) y está que bufa.

Me pincho en la muñeca para los tubitos, el brazo derecho sección pinchable normalmente está en estricta cuarentena por decisión mía.
Garazi está a tope y en un pis pas me manda a por una ración de plaquetas, ando con veinte mil, bastante poco.

Así que no me libro y a la UCA, con tranquilidad. Hay suerte, pillo cama y tras poner el reservorio me duermo que estoy recuperando unas fiestas en vela. A la una acabo me voy a casa con frío, las plaquetas heladas me dejan aterido.
Al menos no me ponen multa en el parking subterráneo, aparco en minusválidos, (no hay otro sitio) y por ahí no me fastidian el día.

Me pregunta Garazi que que tal esto y lo otro, y luego me doy cuenta que le he mentido un poquito, sin darme cuenta. Cualquier esfuerzo me deja un ratito pallá, y me refiero a vestirme o o subir unas escaleras, si ando como una marmota no asfixio pero si ando ligero… y aprte delo estómago le digo que ando estupendamente, y es que es cierto.

En fin, me da que la jefa dejó de leer el blog cuando se quedó sin conexión una temporada, luego tampoco creo que tenga un rato tonto para acercarse por aquí, me temo que anda muy liada. Ya le contaré el 11 que hay cita si sigo notándolo.

El problema está ahora en otra parte, se lo he dicho pero ahí ella no puede hacer nada, no es cuestión de mas velcade y menos vidcristina.
Es que en casa los tengo achicharraos a todos y no hay mas que malas caras. No puedo reconducirlo pese a intentarlo, estamos en esa situación en que decir nada es considerado hostil, así que la cosa no es fácil.

Por supuesto se juntan en esta situación varias otras diferentes, ya se sabe que las catástrofes son concatenaciones de varios errores no de uno sólo, entre ellas dos hijos adolescentes que de por si ya te vuelven un poco majara. Y el necesario proceso de auto afirmación del mayor está resultando durillo, para él y para otros.

En fin, de cualquier forma no tener que estar en el hospi ya es bastante premio.

Anuncios

11 Comments

  1. Qué pasa en casa?

  2. ¡Vaya por los dioses!
    Con razón dicen los sabios que las vacaciones de Navidad, con tanta familia extensa, tanta salida de la rutina,tanta gente imponiendo la obligación de ser feliz y estar alegre, y con tanto dulce, son la época más conflictiva del año.
    ¡Animo! que enseguida ya empieza la cuesta de enero, y luego la cuaresma. Y hasta los adolescentes están entonces más serenos.

  3. Que les tengo hasta el gorro. 🙂

    🙂 siempre adelante viejecita…

    Seguro que si,ya se sabe, son los ciclos.

    La verdad es que este rollo patatero en muchos casos de la navidad, (manda webos que te juntes para “pasarlo bien” entre gente que se evita en la práctica todo el año viviendo en un pueblo pequeño) se puede convertir en un purgatorio.

    Tras el palo de la cena de nochebuena, dos dias hecho polvo, insistí en quedarme en mi casita en nochevieja, y me preparé mi puré de verduras y mi cangrejo cocido. No me valió de nada y acabé en la terraza con un frío de escarchar los pelendengues para poder fumarme mis dos cigarritos, en otra casa. Como mi parienta también se cogió un frío en la espalda la tengo estos dias moqueando al lado. Y al final claro, me apareció la fiebre ayer con 38.
    Estoy de contentoooooooo

    Según órdenes del hospi tendría que ir allí, pero como ya he pasado por esto tres o cuatro veces y siempre es lo mismo, en urgencias te apalancan un día con el suero y la amoxicilina en un box cutre, y hasta el día siguiente no te ve un hematólogo para seguir con lo mismo y tenerte varios días allí.

    Y estoy yo ahora para salir a la calle y dando vueltas, encima allí. Así que ayer al ver el termómetro lo que hice fue empezar con la amoxicilina, cuanto antes mejor, y meterme en la cama a pasarlo. Según Garazi mis defensas están “muy bien” y espero que con descansar se vaya pasando. Ya tendré tiempo de ir allí si me pongo peor. Ayer estuve fatal a la tarde y a la noche, pero hoy mucho mejor, sin apenas fiebre hasta ahora, que sube otra vez
    a 38… grrrrr

    Y menos mal que se acabaron las cenitas.

  4. Al

    Espero que hayas pasado buena noche, a pesar de la fiebre. Y que estés bebiendo agua a cubos. Con algo, como manzanilla, o poleo, o anís, o alguna de esas porquerías que son tan útiles para mejorar el nivel de los electrolitos.

    Supongo que tu familia se estén sintiendo fatal por haberte hecho salir de casa. Aunque intenten echarte la culpa por fumar, a pesar de haberte obligado a hacerlo en la terraza.

    Que eso de estar malito tiene que dar derecho a hacer lo que a uno le de la gana, siempre que no sean cosas disparatadas, y en tu caso, lo de quedarte en casa era lo más recomendable…
    Ahora sí que tendrás la sartén por el mango unos días, hasta que estés otra vez sin fiebre.
    Espero que te libres del hospital. Que en estos días de fiesta, estará insoportable.

    ¡¡¡Un abrazo, y Feliz final de Navidades!!!

  5. En cuatro meses, un margen necesario, me monto en la moto contigo, si me invitas. Lo de cogerte por la cintura en las curvas, lo consulto, pero si prometo estarme quieto y siguiendo la marcha, aunque pasees estilo elefante u otro, con la pata chula.

    “¡Animo! que enseguida ya empieza la cuesta de enero, y luego la cuaresma hasta los adolescentes están entonces más serenos.”

    ¡Vamos! Que ya empieza la primavera, lo de los adolescentes no tiene solución hasta dentro de 10 años. Paciencia.

  6. Las Navidades para su padre! 😉
    Hoy estoy de todas formas bastante filósofo! Una cosa sí te digo: mientras tengas sentido común no te va a pasar nada. Si te apetece un cigarro, te lo fumas, y te lo fumas en casa y no en la terraza. Eso sí. Fúmatelo cuando estés sólo y lo puedas difrutar, por ejemplo sentado a la compu, en este blog. En el momento en que tienes que dar explicaciones de lo que haces ya la estás cagando. Que te dejen tu círculo libre. Y tú déjales a Carmen y chavales también su círculo. Si te encuentras bien mándale a tu mujer al cine con una amiga (como ejemplo) Ella se encontrará mejor, más libre, y tú también. No machaques a nadie, para que no te machaquen a tí. Y pasa de la familia (menos de los tuyos, claro) porque la familia (en comparación con los amigos) no se elige. Si te toca una familia de mierda lo tienes claro! Los amigos te los buscas tú, la familia no.
    Por lo demás, te deseo unos días libres de fiebre. Ibuprofeno y Antibiótico unos días…
    Si te encuentras bien lava la moto, limpia y engrasa el motor, cuida a tu amor mecánico 😉 porque dentro de unos meses te va a volver a dar mucha alegría.

  7. vaya par de patas de banco que os habeís juntado, así no hay quien se resista… 😀

    Buscaremos como Zatero la paz que pertenece al viento.

    Y mientras trazo rayas rojas, vive dios que me está costando, para simple convivencia dentro de casa.
    En dos palabras mantener el orden y la higiene en los niveles normales de cualquier casa que no sea de okupas o cosas peores.

    La raya roja consiste en dejar las sitios como estaban después de haberlas difrutado. Que chorrada dirá alguno, que por que no recojan los platos o dejen por todas partes cosas tiradas no es para ponerse así…
    Paro para mi, que ando lo justo dentro e casa y ni se me ocurre salir, cada vez mas torpe, (el velcade ataca a los vervios periféricos, vas perdiendo tono y capacidad) resulta,ya que para ellos no,un incordio insufrible ir al bater a la noche meándote y tener que andar sorteando cosas en pasillo, toallas y ropa en el suelo del baño, mas una palangana en medio (es tan pequeño)para recoger el agua que se pierde minetras viene la caliente.

    O cuando vas a la cocina a coger un vaso limpio y una cucharilla y te encuentras con una pila grasienta indescifrable de menage apilado en montones todo,sartenes,platos, pucheros vasos y cubiertos.
    Y no hay vaso limpio,así que hay que limpiar uno. Primer problema serio, tienes que sacar la montaña de cacharros fuera para encontrar indefectiblemente al fondo los trapos y el spontex, una vez conseguido limpiarlos claro, ahí no hacen mas que esconderse y pillar porquería.

    Al final y de todas todas acabo haciendo yo el frego pantagruélico, mas que nada por no seguir viéndolo y por poder coger un plato o una cazuela sin tener que pasar por la misma historia de aquél condenado a llevar una piedra a la montaña que descendía todos los días.

    No pongo mas rayas rojas, tan sólo que cada uno se haga responsable de lo que manche y respeten escrupulosamente por fin las zonas comunes, de paso y el baño, no dejando cualquier cosa de cualquier manera.

    Pues no te creas de que les convezco.

  8. Pues tienes toda la razón del mundo! Patricia sería ideal para tí, porque, aunque tiene tambien defectos, es muy de casa, muy de sus hijos (y de los míos claro!) y le encanta que las cosas estén en un orden más o menos considerable. Nos echa el Chorreo a todos cuando dejamos las cosas tiradas o algo sucio. Ella lava y limpia todo y se encarga de todo. Lo menos que pide es que, el que haya dejado del Bano sucio, que lo limpie, y el que deje un vaso sucio, que lo lleve al friegaplatos, o por lo menos recogido. En mi casa no queda ninguna cosa sin fregar en la cocina antes de que Patricia se vaya a la cama. Orden, sin pedantería tiene que haber. Estoy muy de acuerdo contigo!
    Ahora, eso sí, a Patricia no te la vendo 😉 😉 🙂

  9. Al, Doc

    Hace mucho que mis hijos son adultos. (El mayor va a cumplir 45), pero recuerdo con terror aquella época.
    Y es que, encima, en mi familia, tenemos una pituitaria desarrolladísima, y lo pasamos fatal en cuanto algo huele un poquito mal…
    Acabé haciendo compartimentos estanco en la casa. Les dejaba a ellos sus zonas mugrientas, pero como en una zona limpia apareciera alguna mugre de ellos, la lavaba y me la apropiaba, o por las buenas la tiraba a la basura.

    Y a cada uno le puse su color de toallas, de pañuelos, de servilletas, de calcetines, de sábanas. Tenían quita y pon de todo,(bueno, de calcetines, y ropa interior 10 pares de cada cosa, pero todos del mismo color), cada uno en su cuarto. Ellos en sus cuartos eran los amos, y si los tenían hechos una mugre, allá ellos. Y si no me bajaban sus toallas sus sábanas, o su ropa a la lavadora, pues seguían con toallas y sábanas sucias.
    Recuerdo temporadas con un olor a tigre en la zona de ellos, que no había quien se acercara allí.
    Claro que mi caso es más sencillo, porque como vivo tan lejos de la ciudad, tengo una casa con espacio para cada uno. Lo único que teníamos que compartir con “las fieras” eran el salón y la cocina.
    Y si querían comer en la mesa, tenían que estar correctamente vestidos, peinados y limpios. Y oler bien. Lo mismo que para instalarse en el salón.
    La verdad es que es una época muy dura para los hijos, que tienen la necesidad de rebelarse contra los padres, y para los padres, que se sienten bastante ridículos en su papel de legisladores, a poco que recuerden sus propias adolescencias conflictivas…

    Pero se acaba pasando, afortunadamente.

  10. Compartimentos estancos…tu ya sabes de que hablo… 😀

    Si algo así, sus cuartos son inviolables, pero se pasan el día en las zonas comunes (minúsculas, ah esas casas de campo) dejando cosas por todas partes, nunca me había molestado tanto, pero ahora que me arrastro cojeando mareao me resulta insufrible ir tropezando con secadores de pelo, mochilas, toallas o patinetes.

    Sobre sentirse padre ridículo imponiendo normas no me pasa, toda vez que tuve uno militaroide disfrutaba estableciendo regímenes cuartelarios, (con veinte años seguía con el horario de un chaval de catorce, prohibido volver mas tarde de las diez y media a casa, no he sabido lo que es salir fuera de casa a dormir un día con un amigo o a pasar un finde fuera hasta que me fui de casa precisamente por este rollo “tonto” de “esta es mi casa y haces lo que yo diga por pelotas o te largas”. Hay que ver que manera tan estúpida de considerar la cosa. Cuando me lo dijeron comprendí que en efecto, era su casa y no la mía así que puerta.

    Con esa experiencia, lo último que quiero hacer es machacar a mis hijos, y de hecho disfrutan de la libertad que a mi me negaron, que no se trata de amargar a la gente y menos a los hijos, es muy poco inteligente.

    Pero exigir que no se me choteen es otra cosa, es un mímimo de convivencia insoslayable y me siento mas ridículo cuando me callo.
    🙂

    Aquí como en tu casa Ricky la que da el cayo es Carmen, pero entre que anda pocha esta temporada y yo aparte de fregoteos interminables poco mas puedo hacer, (ahora le toca quitar todos los dientes de abajo este lunes 😦 )y está al cargo de su madre que ha ido a una residencia al fin, menos mal, también está con la nueva asistenta que han buscado para atender al tío cura, que se ha quedado sólo en casa de la madre, además claro de su trabajo bastante lioso de consultora.
    Está en los huesos.

    Aquí en casa hasta caer enfermo yo también limpiaba la casa, hacía las compra, la colada, fregaba, cocinaba si hacía falta, (Car es mejor cocinera) y demás cosas, ahora fregar y poco más, eso se nota un huevo.

    Si esperaba algo mas de los chavales, pero hay madre como cambian a partir de los doce años…¡¡¡SI ERAN UNOS ANGELITOS!!! Y ahora son capaces de lobotomizarte con una contestación de las suyas, tan llenas de lógica y sentido común. Son unas esponjas asesinas…
    😀 😀 😀

  11. Pues ya verás, ya, cuando tengan veinticinco, y cada vez que tú digas algo se empiecen a mirar entre ellos, y a reírse por lo bajini, haciendo como que disimulan, pero con toda intención de que tu te des cuenta de que te consideran un fósil, más que prehistórico, y que como mucho te perdonan la vida porque eres tan viejecito…
    ¡Totalmente adorables!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: