Skip navigation

Imagen 8El personal del ambulatorio de Guernica ha impuesto por fin su negativa a asumir la responsabilidad de mi persona. ¿Y si pasa algo?

Hoy he ido al hospital porque tenía consulta y la jefa me ha comunicado la mala nueva. Me dice que seguirán intentándolo pero por ahora tendré que desplazarme hasta el hospital todos los días en una ambulancia a cambiarme la venda de la herida y a chutarme la anfotericina. Un buen palo sin duda.

Demasiado había conseguido Garazi y su colega de infecciosas convenciendo en principio a los del ambulatorio para que me atendiesen. Una demostración de persuasión realmente notable, ya sabemos la renuencia de cualquiera, mucho más los funcionarios, a asumir tareas no incluídas en el protocolo inicial.

Ya desde el principio dejaron muy clara su postura la enfermeras del pueblo. “Hazte a la idea de que tendrás que ir al hospital”.

Fue bonito mientras duró. Al menos hemos conseguido unos primeros días sin tener que moverme de la cama, cuando mas lo necesitaba. Empiezo a poder salir de casa un rato largo sin volver hecho una ruina.

De todas formas la jefa me cuenta que a las ocho me pasará a recoger la furgona y que a las diez y media me trasladará de nuevo del hospi a casa, sin que tenga que esperar horas al acabar la trasfusión a que aparezca de nuevo el trasporte. Es que es una joya y está en todo esta chica. (el domingo que me llevó la ambulancia al hospi estuve hasta las cinco de la tarde esperando la dichosa ambulancia desde la una que acabé y la llamé)

Por lo demás la pierna por fin está desinchándose, la rodilla ya casi está normal, y se nota un webo, duele mucho menos aunque una de las heridas de los clavos supura un poco de porquería amarillenta.Y el cuartillo de anfotericina en vena y las 14 pilulas de flucytosina que la acompañan parece que de momento son bien toleradas (eso y el norvast para la tensión, el omeprazol protector de estómago y el klexane para evitar trombos) asi que medio contento.

Anuncios

One Comment

  1. Mira que se veía venir!
    A esto en mi pueblo lo llaman “escurrir el bulto”.
    En el año 82 me pasó algo parecido con los médicos de guardia de ese mismo pueblo, después de un accidente de tráfico.
    Veo, con tristeza, que nada cambia.
    Un saludo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: