Skip navigation

y1plrozBjGlQtu1pUDb8BLaNf4ulgjy9xoa_f2Dv8JAYgy2lXgtP6_ZXZJZP-lER_j7oBAgcwh4_qk-1
Carmen me ha traído “la conjura de los necios” que me recomendaste Ana, de la biblioteca municipal de Cruces que está aquí cerca, la estoy leyendo. Divertida. Menudo pasao el Ignatius.
Aunque la mayor parte del tiempo lo paso dormido, es como se hace mas corto ya de que de por si resulta interminable. A este paso voy a pasar un año casi entero encamado en hospitales, lo cual son un porrón de horas considerable máxime si se tiene en cuenta que son horas mas bien “doloridas” ó “dolorosas”, ahora mismo tengo colgado del cuello una bombonita de morfina que la va soltando pco a poco durante 24 horas y como no me es suficiente la enfermera me ha puesto un chute de lo mismo, para poder aguantar mejor esta pechuga llena de grapas que tengo, dolorida hasta la médula.
Rumbero dice que la cosa va bien, que me quitarán la aspiradora pronto porque ya no sale gran cosa, (pleureback le llaman aquí al invento), y se supone que esta semana que viene me darán la patada hacia Galdákano…y no tengo ganas ni nada de ir para allá, este Cruces tendrá la fama que quieras, pero para mi no hay color, al menos en personal no tiene ni punto de comparación, aquí en Cruces hay una cantidad de gente que debiera andar con bozal de no te menees.
Llamas al timbre para que te atiendan, (cambiar la bolsa que se ha acabado de perfundir, o lo que sea) y aparece una auxiliar que te dice invariablemente “ahora le aviso” (a la enfermera), y media hora después, con suerte, te aparece la enfermera. En Galdákano la mitad de las veces la misma auxiliar te soluciona la papeleta y si no puede, la enfermera aparece normalmente al cabo de medio minuto a resolverlo. Y además con buena cara y buenos modales, cosa que en Cruces es bastante mas difícil, si bien las enfermeras que me han tocado aquí en cirujía torácica son en general encantadoras, como en Galdákano, algunas auxiliares tienen una mala leche de mucho cuidao y mas bien parecen sargentos de aquella mili que hacíamos antes.
Por ejemplo, la auxiliar que ha venido con el termómetro a tomarme la temperaturatura te lo encasqueta, (aquí usan los antiguos de mercurio) y tienes suerte si aparece antes de media hora a ver que marca, o sea, tienes que estar esperándola como un pasmarote con el trasto en el sobaco mogollón de tiempo, en vez de aparecer a los cinco minutos. Así que esta tarde, para cuando ha aparecido a ver que marcaba mas de media hora después de ponérmelo, yo, que me lo había puesto medio dormido y lo tenía olvidado, ya ni me acordaba y andaba levantado cogiendo algo y el termómetro ha aparecido un par de horas después, roto, en el suelo. Por supuesto no se ha molestado en ponerme otro y registrarme la temperatura.
Vamos, que yo tengo mala uva, pero aquí algunas auxiliares me dan sopas con honda con el tema. Como la que ha traído la bandeja de la cena y por poco me tira el ordenata al suelo de un manotazo, porque estaba en la mesita y le incordiaba. Nada de ordenar un poco las cosas, un gruñido y un manotazo en tres segundos y a correr.

Anuncios

3 Comments

  1. Ya verás cuando llegues a la parte en la que Ignatius consigue trabajo de vendedor de salchichas, te vas a partir. Es un personaje genial.

    Esa auxiliar no sabe a lo que se expone poniendo en peligro a tu ordenador, como le pase algo, le arreas un bolsazo que ríete tú de Cassius Kley, jajaja.

  2. Hay gente a la que no se puede cambiar. Si yo fuera gerente en un hospital de ese calibre echaría a ese tipo de gente a la calle. El subir la calidad no solo depende de la calidad médica. El enfermo ve, si le traen el desayuno y el café caliente, si el personal es educado y amable o carinoso. El paciente no ve lo que le han hecho por dentro. èl solo ve la cicatriz que le ha quedado y cómo le han tratado. Por eso es una question de Marketing, que a esa gente (también camareros, vendedores, tenderos, burócratas y funcionarios) que desde el primer minuto de trabajo están con cara de hostia, les echaría del trabajo.

  3. Total ellos cobran cada mes hagan lo que hagan y además no se puede echarlos a la calle, así nos va, pero el badajo volverá al fiel de la campana.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: