Skip navigation

Monthly Archives: enero 2009

cancer

Reflexiones sobre el estado actual de la lucha contra el cáncer.
Interesante capitulo sobre el cáncer del programa redes, de Eduardo Punset.
Para verlo, (no hay manera de subirlo al blog) pincha aquí.

Edito, Javier me pasa el código en un comentario para que el vídeo aparezca correctamente;

[blip.tv ?posts_id=1002831&dest=-1]

El resumen podría ser que como desde hace sesenta años la quimio sigue siendo la “terapia” de elección, el conseguir un estado de ánimo aceptable en pacientes familiares (y médicos) es tarea difícil pero imprescindible y que el futuro deparará agradables sorpresas. Pero por ahora, es lo que hay.

Terapia antivida destructiva a pasto, añado, de entre las cenizas sembrar de nuevo la vida a esperar que fructifique. Daños colaterales, casi todos. Riñones hechos fosfatina, parálisis y daños en sistema nervioso, lesiones oculares, de piel y mucosas, patologías cardiológicas, daños masivos estéticos, etc etc

Lo cual no deja de tener sus aspectos positivos. En principio y más evidente, el poder presentar cara al cáncer y alargar la vida, que ya es mucho. Y el cáncer asimismo es una buena vacuna contra el mal más común en nuestras sociedades de deportes extremos, el hastío y la falta de estímulo, toda vez que de tan sobreestimulados que estamos nos volvemos insensibles, sobre todo a lo más cercano y su valoración. La familia y el amor, la salud, las mil necesidades colmadas…
Ya de por si es toda una nueva experiencia para quienes valorar de otra forma a su mujer tan requetevista desde hace treinta años por ejemplo, es revelador. O para quien no sabe lo que es la empatía y el altruísmo los conozca de primera mano.
Con el cáncer también se presenta la oportunidad y el reto de ser aguien digno, toda vez que nadie se escandaliza de que un enfermo de un mal mortal se porte como un energúmeno. Hacer lo contrario y mantener la dignidad se presentan como una alternativa saludable. Lógicamente todo el mundo se deshace en elogios hacie quienes palman de esta guisa, sin molestar demasiado y con una sonrisa de vez en cuando. Y puestos a palmar, mejor hacerlo con estilo y no dando la murga de más a quienes nos rodean, por ellos y por nosotros.

Anuncios

Música judía con orígenes celtas tocada por un icono del cristian pop. Está tocada con una simple guitarra acústica, pero con un Pedal “Loop”, con el que puedes grabar en directo los distintos pasages y poder al mismo tiempo tocar sobre ello
Ricky

Descubro que en el panel de administración del blog están marcados como spam ocho comentarios… husmeo a ver que es eso, y me encuentro el porqué no podía Ricky colgar comentarios con enlaces… grrrrr
Los apruebo pero eso no resolverá el problema me temo, excepto que ahora estaré atento para autorizarlos. Lo suyo sería poder cambiar esa configuración que marca como spam todo lo que huela a enlace, que parece una medida antiterrorista virtual. Aquí hay que ir aprobando todo y es un peñazo.

Estos pocos días antes de la siguiente sesión de quimio son los únicos en que mis defensas llegan a niveles medio normales y empiezo a sentirme persona, aunque sea a cachos. La jefa lo mide en su rutinario análisis de sangre matutino cuando le visito, dividido en tres escalas;
-éstás a seis mil, o sea sin defensas, dice un día
-doce mil, ya vas recuperándolas, me dice tres días después
-dieciocho mil, estás a tope, me contaba antes deayer.
No se muy bien a qué se refiere, si a glóbulos blancos o qué, pero algo de la sangre claro. Para algo es hematóloga, que me da a mi que estos hematólogos son todos transilvanos, empeñados en sacarte botes y botes de lo que me cuesta tanto producir.
Cuando estoy allí esperando en la consulta de la jefa, paredes impolutas pintadas de amarillo para dar alegría a un tipo de pacientes mas bien tristes, ocasionales revuelos en el aire cuando pasa taconeando como para picar las losas del suelo una rubia empeñada en que la bata blanca sea una anécdota en su indumentaria, no puedo evitarlo y pienso que unos pósteres del national geographic de vampiros y murciélagos quedarían de muerte y, tampoco vendría mal algo de cachondeo. Ya se que estas cosas y estos enfoques no son del gusto de todo el mundo y más de uno se pondría fatal mirando al bicho a los ojos mientras espera turno a que le pinchen pero unas risas ya nos íbamos a hacer.

Y si te ha gustado como toca el Keaggy otra bonita canción
Here Comes the Sun

barcoO al menos eso espero, ojo mediante, durante esta semana si mejora el tiempo.

El lunes que viene la jefa me manda a la trena con el gota a gota malayo de nuevo, a empezar el segundo ciclo de quimio, tercera sesión, habitación 7?? con o sin ventana pero con otro okupa.
La sesión “fácil” dice mi galena risueña, qué mujer, consigue siempre que salgamos riendo de su despachito pese a machacarte a base de bien.
Hoy me ha dado el ultimátum sobre el fumeteo, algo demasiado querido por mí. El argumento inapelable que la quimio y el tobacco se potencian para producir fibrosis…que suena fatal. Que si ha tenido ya un caso… y al lado Camen apuntalándola, que encima se ve que congenian perfectamante, ya se parecen. Son de costa las dos…
A ver pues, la verdad es que ahora me sabe rarísimo el cigarrillo, eso ayudará.
La sesión “facilita” (sic) es que parece un ticket del super, 8Ciclofosfamida+ 2Adriamicina+ 2Vincristina+ 4Prednisona+2Rivabirina + parafernalia, diuréticos, antináuseas, potenciadores de esto, disminuidores de lo otro, etc.
La cruda es pues la que completa el ciclo y de paso me despelleja las córneas, con la citarabina y el metrotexato.

Así que al menos comienzaré el segundo ciclo menos pardillo y más veterano, que es un grado. Eso sí, bastante más escacharrao, que los dolores raros del linfoma antes de empezar eran muy molestos, pero por lo demás estaba como un mac y ahora ya sólo como un pc con microchof, que diría el equipo de Obama.
Ahora que me salen los antibióticos hasta por debajo de las uñas y flipo con los colorines que meo cada día, mientras busco con desesperación un vino que no me sepa a elixir bucal.
Arrostrar un nuevo ciclo crucis tampoco es que me anime tanto como a Argstrom un nuevo tour.
En fin, a ver si da tiempo a arranchar un poco el barco para la siguiente travesía estos días y mejora el ídem un poco, que está indecente.

Víctor Wooten se llama este bajista que nos enseña lo que puede sonar el bajo eléctrico, el de esos tíos al fondo del escenario o detrás del batera que no se mueven mucho y suelen pasar desapercibidos. Me lo cuenta Ricky;

Bueno, no puedo hacer comentario en tu blog, en el último quería comentar:

“…Aquí te mando un vídeo de Victor Wooten, uno de los mejores bajistas actuales, que junto a Marcus Miller marcan la pauta del Bajismo mundial actual. Al principio toca un tema de J. S. Bach (Preludio en G major) para pasar a tocar después “Amazing Grace”. Es una maravilla.

Ayer estuvimos tocando en un cumpleanos del abuelo del saxofonista. Como hizo 90 años no pudimos tocar rock (la última vez que tocamos rock estaba él tambien y se le cayeron los dientes, debido a las vibraciones del Bajo, ya que el pobre hombre estaba sentado delante de mi amplificador) sino que en una nueva combinación, y a volumen de música ambiental, tocamos Jazz, y del bueno. Saxofón, Guitarra eléctrica, Contrabajo y Batería (bastante reducida a Chaston, caja y plato) Bueno, con clásicos del Jazz como “Summertimes” “ I Love Paris” y “ Autumm Leaves” recogimos muchos aplausos. Nuestra Colaboración: Llevamos al Jazz clásicos de los Beatles: “With A Little Help Of My Friends” y “Sailing” de Rod Stewart.
Fue un exito. Nos felicitó mucha gente…

Ó en jerga moderna kttr spxrio, dícese de aquél tubiflexo derivado del petróleo parásito de enfermo de linfoma que, ocasionalmente y debido a circunstancias posturales causa de hecho diversos incordios.
Y tengo una radiografía que lo prueba.
O al menos una sospechosa curva fláccida del susodicho en ella.
[º¿º]

Editado tres veces, un horror

Editado tres veces, un horror


Hay una serie en la cuatro (el perro o yo) que es agradable de ver , sobre una inglesa que acude a casas con perros problemáticos y enseña a sus dueños trucos pavlovianos para educarlos. Te la recomiendo Obi, es curioso lo bien que funcionan.

Por lo demás bien, gracias, la fiebre perfectamente controlada a base de un sistemático bombardeo cada doce horas de antibióticos y el frente ocular estabilizado con pérdidas apreciables.

Es llamativa la diferencia existente entre el nivel del personal sanitario, muy alto en general, y como se cicatean recursos y medios por parte de las gerencias de los hospitales, (ellos aducirán falta de presupuesto y tendrán razón).
En Galdákano por ejemplo, un hospital nuevo que apenas tiene diez años y que ya está con pinta de viejo, (paredes desconchadas, habitaciones en las que no caben las dos camas, etc) lo normal es que no haya camas libres si te tiene que ingresar y andes dando vueltas por otras plantas que no te corresponden, que no haya cosas como mantas o almohadas suficientes y ver a los médicos y enfermeras multiplicándose por tres para atender cargas de trabajo muy superiores a lo que debieran soportar.
Comenta Ricky la responsabilidad que soportan y de como sus errores se saldan con denuncias con consecuencias muy duras mientras que en otros sitios y profesiones, jueces, ingenieros, industriales, errores garrafales no sólo no se castigan en la misma medida sino que si te descuidas se premian. ¿O algún político tiene que ir a juicio por meter la pata como acostumbran a meter, con consecuencias tan graves a veces?…¿alguien pide explicaciones a quienes han diseñado esas carreteras con puntos negros que provocan muertos todos los años?
Tratan de convertir a los médicos en funcionarios de sanidad, nos explica Ricky, de esos que sólo miran a la pantalla del ordenador y no hablan con el paciente, a base de meterles cuarenta enfermos por hora en sus consultas. Y lo consiguen claro.
Una cosa que me ha llamado la atención por ejemplo en Galdákano, es que los ordenadores del hospital están capados de forma inmisericorde, no sólo en sus sistemas operativos desprovistos de cualquier aplicación, sino hasta del acceso a la red, con “prohibidos” que te saltan a la que quieres poner un correo electrónico o visitar infinidad de páginas. Al parecer hay que tratar a los médicos y enfermeras que los usan como presuntos delincuentes y cercenarles cualquier posibilidad de “distraerse” según el criterio de los gestores de la cosa.
Y el caso es cuando estás de guardia dia y noche durante 24, 36 o más horas a veces como están cada pocos días, pasando esas horas interminables a las noches sin otra cosa que hacer que esperar que te requieran para algo, me resulta hiriente que no puedan acceder a algo tan elemental para todo el mundo como poder revisar tu correo o navegar sin restricciones para ver la prensa o cosas similares.
Desde este blog expreso mi solidaridad con los profesionales que aquí trabajan en condiciones cada vez peores y mi disgusto con los gestores que parecen empeñados en rebajar día a día la calidad de la sanidad.

Ayer estuve un par de veces a punto de ir al hospital, la fiebre seguía dando guerra y aparte de que tengo un ojo bastante fastidiao me dolía cada vez más los nervios ciáticos de cada posadera, con ramalazos por las piernas, lo cual me preocupaba más que la cara y su hinchazón, que al menos no iba a más. Opté por seguir con el antibiótico (en urgencias desde que ingresas hasta que llegas a la planta de hematología y un tratamiento adecuado pasan muchas horas) y esta madrugada, después de una noche durmiendo a pierna suelta, compruebo que estoy mucho mejor, la ciática o lo que fuera ha desaparacido y la fiebre idem de lienzo, ni una décima.
Todo un alivio tanto por estar bien como por haber acertado en la decisión de seguir en casa tomando el ciprofloxacino, el antibiótico, espero pues que la jefa no me corte los pelendengues por no haber salido pitando para el hospi como me ha remarcado tantas veces en cuanto note algo de fiebre. Y es que después de la experiencia del termómetro digital y su falso aviso, que me llevó a tener que aguantar cuatro días de ingreso y un porrón de antibiótico totalmente innecesarios me la cojo con papel de fumar. Un poco de sentido común tampoco está de más, y no creo que en Galdácano hubiesen hecho otra cosa muy diferente de lo que podía hacer en casa muchísimo más a gusto y sin peligros añadidos innecesarios (un hospital en estas fechas es un nido de portadores de virus)
Y además esta noche ha sido la del temporal de viento aullando y bramando toda la noche, bastante peligrosa para salir fuera y andar en coche.
Si esto sigue así ya me acercaré el lunes que tengo cita, para que la jefa me vea y me heche las broncas que quiera.
Me miro a ver como tengo el ojo y la verdad es que no tiene precisamente buena pinta, y aunque el oftalmólogo dijo que era debido a la quimio y no por los colirios de corticosteroides y antibióticos yo no lo tengo nada claro, fue tomando ese colirio (luego en pomada) cuando se puso malo, y ponerme más botica en él me da yu yu.
Espero no estar metiendo la gamba.foto-72

En cuestión de horas la cosa se pone mal. A la madrugada empiezo a sentir en las piernas una sensación muy extraña, una especie de calambres raros. Tengo media cara hinchada, desde el ojo izquierdo hasta la boca, donde un par de muelas me están dando guerra y si a las ocho de la mañana no tengo aún fiebre, a las once y media que me miro otra vez ya ha empezado a subir, 37 y medio casi. No va a haber mas remedio que salir una vez más para el hospital.
La verdad es que con un color de piel amarillo verdoso y las piernas llenas de manchitas rojas mas parezco un zoombie de serie B que otra cosa. Voy a llamar a Garazi para avisarle de que voy para allá.

Por cierto, el otro día sonó el teléfono y acostumbrado a que de cada veinte llamadas catorce sean para mi hija, cinco de compañías telefónicas dando la murga para venderte algo y la otra para mi costilla, tuve la agradable sorpresa de que no sólo era para mí sino que además era la jefa desde el hospital preguntándome como estaba. Música celestial, médicos de otro tiempo, ahora generalmente están más ocupados mirando la pantalla del ordenador que a tu cara y, desde luego que te llamen a casa no creo que sea muy frecuente. No quiero echarla demasiados piropos que luego le toman el pelo los compañeros, pero estoy encantado de tenerla de médico.

¡¡¡Mil rayos!!!, llamo al hospi para avisar y no está la jefa, ha estado temprano pero ha tenido que salir. Así que si voy será por urgencias, lo cual no me seduce en absoluto. Tengo antibiótico en casa, así que me lo voy a tomar con calma controlando la fiebre cada poco a ver si sube, y si es así lo tomaré, que es lo que me van a dar allí.
Francamente, estoy mucho mejor en mi cama que perdido en un box de urgencias dando vueltas entre la pléyade de griposos y demás que por allí pululan. Además con las muelas dando guerra apenas puedo masticar, y ya me veo otra vez días sin poder comer otra cosa que los yogures de sabores, con la tripa vacía. En casa entre purecitos y tortillas voy tirando y como es normal me siento infinitamente más a gusto que en una habitación compartida del hospi.
A ver que pasa.

Y si si te apetece leer oyendo una de las obras musicales mas revolucionarias dale al play de Miles Davis en su so what, del que se cumplen cincuenta años;

¿Habeís pasado alguna vez por la experiencia de estar ciego?…
Yo durante estos tres o cuatro días últimos, y os puedo asegurar que tiene morbo, te sientes mas desvalido que un percebe solitario delante de cuarenta poteadores bermeanos.

El caso es que empecé a notar fotobobia el día que salí del hospi, y al día siguiente ya en casa los ojos me ardían y tenía tal sensibilidad a la luz que sólo aguantaba estar en una habitación totalmente a oscuras. Así tres días. Menos mal que entre las aptitudes de una amantísima esposa se incluyen las de lazarillo. Y ahí me veis presentándome en la consulta de Garazi en plan Steve Wonder, gafas negras y del brazo de mi costillita. Me manda al oftalmólogo seguido y diagnóstico, al parecer la citarabina en casos raros puede producir estos efectos. Y como yo siempre he sido mas bien rarito…
Así que estos días aparte de escuchar música como hace bastante tiempo no me daba el gusto poco más podía hacer. Bueno, quejarme si, claro. Santa paciencia la de mi santa.
Hoy he vuelto en el mismo plan al hospi, me tocaba análisis de sangre a ver como ando de plaquetas y demás componentes hematológicos, y al salir de allí con una buena bolsa de plaquetas entre pecho y espalda ya he empezado a notar una mejoría palpable. Así que aquí me teneís, tecleando con un ojo cerrado, el brillo de la pantalla del ordenata al mínimo y descansando a ratos, pero en el tajo. Echaba en falta poder leer y escribir aquí un rato largo y temía que la recuperación de la vista podía durar bastante más tiempo, así que contento.
Por lo demás, de los efectos de esta segunda sesión de quimio, como una rosa.

Y de imagen pongo la novia nueva que se la pillao Ricky, que mola mazo.

Poca curva pero mucha chicha

Sencillamente hilarante. Y ya sabemos que no hay como unas risas para aumentar las defensas. 😀