Skip navigation

No me refiero a la típica de haber bebido en exceso ni tampoco a la marina, pero ayer estuve casi todo el día durmiendo y hoy me siento otra vez un poco bajo de forma.

Se alternan asi días en que te sientes recuperar con otros en que sentadito estás mejor, sin saber muy bien porqué ni como.
Y como esto no ha hecho mas que empezar, ya veremos como acaba, disfrutemos del momento y de momento, buena cara. 🙂

La reunión con los amigotes de primera, pese a que los bareros de las playas nos dejaros sin repostajes ni pinchos, los muy cabritos cierran en navidades. Pero hacía sol, pudimos disfrutar del paseo y las vistas y, a la vuelta nos desquitamos en el zallo, con unos entrecotes bien regaos y algún hojaldre.
Un paseito, ver el raquítico roble que tanta propaganda se lleva y ya de noche, pa casita, rumiendo la próxima.

Le tengo que pedir a Carmen que me pase de sus potingues alguna crema para la cara, hidratante o algo de eso, que se me está desescamando y convirtiendo en cartón reciclable.
Y para remate, creo que es una verruga chiquitina no una pista lo que tengo casi dentro del ojo, al lado del lacrimal, grrrrr… a ver cómo me quito eso de ahí.

Axel haciendo pompas

Axel haciendo pompas

Lo de las llamadas de teléfono para venderte algo empieza a ser preocupante. Ahora de momento son las de teléfonos mayormente las que dan la plasta, pero me temo que a este paso nos va a sacar de lo que estemos haciendo, cenar, dormir, de la ducha para darte la matraca una sudamericana queriendo venderte calcetines o un vibrador.

Ayer me llamó la de orange, mi compañía, para advertirme de que tenía mil minutos gratis de llamadas a teléfonos vodafone. Le dije que muy bien, pero que en mi casa los móviles son de movistar y me daba igual. Insistió, además me iban a hacer automáticamente ¡una rebaja del 10% en la factura!, que incluía una cláusula de permanencia de una año claro… ahí exploté y me cisqué en su maldita política empresarial de captación de clientes, sus contratos de permanencia y sus portabilidades robaperas, literalmente. La chica, que esta vez casualidad creo era española, se quedó callada que ya saben lo que les cuesta y balbuceaba “ya ya” rítmicamente.

Acabé la filípica pidiéndole que dejase estar mi contrato sin permanecias ni rebajas a lo que accedió sin rechistar y esta vez fué ella la que quiso acabar la conversación a escape. 🙂

Lo siento de veras por estos currelas, que dan la cara para que se la partan por un sueldo miserable y un contrato de cuatro días, pero las compañías de telecomunicaciones se lo merecen. Bueno, se merecen bastante mas que una reprimenda por teléfono.

En otro orden de cosas, la política judicial progresista de nuestro gobierno con su discriminación positiva y sus juzgados especiales estilo franquista de violencia de género han aplastado a un buen amigo.

Como suele ocurrir en los desastres, se juntaron varias casualidades o errores que encadenadas originan la explosión. Primero una infracción de tráfico chorra a las cuatro de la mañana, que se trasforma en un antecedente penal al aparecer por el desierto paraje unos ertzainas con su alcoholímetro a liarla. Superada la tasa, multón, retirada de carnet y antecedentes penales. A los pederastas les sale gratis lo suyo pero ya se sabe, la culpa de los accidentes y de los atascos es de los conductores y hay que arrearnos.

Y después, una bronca conyugal de tres pares como otras muchas anteriores, que esta vez cambió al introducir armas en la escena al aparecer de nuevo la pasma y formular la parienta en pleno éxtasis furibundo una denuncia …
En realidad la mayor violencia había sido de su parte con una patada en la espinilla al comienzo y unos chillidos decibélicos de mas de 120, pero un moretón en su brazo fué argumento definitivo para establecer la situación; ¡¡¡un maltratador!!!
Añades al cocktail una jueza que en dos juzgados se encarga de los dos casos, un abogata de oficio bastante mas predispuesto a ganarse la simpatía de la jueza, que para él al fin y al cabo es una colega con la que tiene que tratar a diario y que en vez de ayudarle le hace firmar de primeras su ahorcamiento y nos sale una bonita condena de cárcel de casi un año, a cumplir al tener antecedentes.

El estado se hace cargo de la acusación y prescinde de la petición de retirada de denuncia de la denunciante, ya se sabe, a estas mujeres hay que protegerlas aunque no quieran, aunque en este caso se hayan separado y no quepa ese argumento de que la enamorada víctima perdona a su maltratador.
Y no caben recursos ni apelaciones, parece que esto es la guerra.

Y lo que empezó por una canción y una patada en la espinilla, acabó en el rosario de la aurora y un marrón de preocupar.

Lo malo de esta historia es que diez meses de cárcel es mucho tiempo y te arruinan la vida.
Porque a los delincuentes, esos que tanto cuesta meter en la cárcel aunque cometan cincuenta o doscientas veces sus robos y trapacerías, estar en la cárcel no les supone mayor quebranto en su estilo de vida pero a un ciudadano normal que vive de su trabajo, propio o ajeno, le supone el perderlo.

Anuncios

3 Comments

  1. Voy desde lo más antiguo, leyendo los comentarios y los posts de tus amigos. Y veo muchos temas que te conozco de ahora, así que estoy muy divertida, de descubrimientos.
    Espero que más adelante siga habiendo noticias de tu amigo.
    Que yo en eso no soy como tu primo, y pienso que esos castigos, ¡total por mala suerte! son una canallada.

  2. jajaja, hola María, pozi, en este caso, me temo que ha sido bastante efecto de la discriminaión positiva esta progre que de paso margina a los de,ás pero no pasa na, el péndulo ya sabes, se va a los extremos.
    Y a este le pilló el toro por medio, y como es un torrente la liaba mas cada vez que veia a la jueza que lo tenía enfilao, (no se calla ni con el chorro de agua en la boca), así que entre una tontería y otra por poco le meten de verda al talego, y se pasó un buen susto.
    🙂

  3. ¡Que alivio! que solo fuera el susto.
    Yo, es que por familia, siento mucha simpatía por la gente que sabe que la va a líar, y a pesar de todo la lía.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: