Skip navigation

Monthly Archives: diciembre 2008

No me refiero a la típica de haber bebido en exceso ni tampoco a la marina, pero ayer estuve casi todo el día durmiendo y hoy me siento otra vez un poco bajo de forma.

Se alternan asi días en que te sientes recuperar con otros en que sentadito estás mejor, sin saber muy bien porqué ni como.
Y como esto no ha hecho mas que empezar, ya veremos como acaba, disfrutemos del momento y de momento, buena cara. 🙂

La reunión con los amigotes de primera, pese a que los bareros de las playas nos dejaros sin repostajes ni pinchos, los muy cabritos cierran en navidades. Pero hacía sol, pudimos disfrutar del paseo y las vistas y, a la vuelta nos desquitamos en el zallo, con unos entrecotes bien regaos y algún hojaldre.
Un paseito, ver el raquítico roble que tanta propaganda se lleva y ya de noche, pa casita, rumiendo la próxima.

Le tengo que pedir a Carmen que me pase de sus potingues alguna crema para la cara, hidratante o algo de eso, que se me está desescamando y convirtiendo en cartón reciclable.
Y para remate, creo que es una verruga chiquitina no una pista lo que tengo casi dentro del ojo, al lado del lacrimal, grrrrr… a ver cómo me quito eso de ahí.

Axel haciendo pompas

Axel haciendo pompas

Lo de las llamadas de teléfono para venderte algo empieza a ser preocupante. Ahora de momento son las de teléfonos mayormente las que dan la plasta, pero me temo que a este paso nos va a sacar de lo que estemos haciendo, cenar, dormir, de la ducha para darte la matraca una sudamericana queriendo venderte calcetines o un vibrador.

Ayer me llamó la de orange, mi compañía, para advertirme de que tenía mil minutos gratis de llamadas a teléfonos vodafone. Le dije que muy bien, pero que en mi casa los móviles son de movistar y me daba igual. Insistió, además me iban a hacer automáticamente ¡una rebaja del 10% en la factura!, que incluía una cláusula de permanencia de una año claro… ahí exploté y me cisqué en su maldita política empresarial de captación de clientes, sus contratos de permanencia y sus portabilidades robaperas, literalmente. La chica, que esta vez casualidad creo era española, se quedó callada que ya saben lo que les cuesta y balbuceaba “ya ya” rítmicamente.

Acabé la filípica pidiéndole que dejase estar mi contrato sin permanecias ni rebajas a lo que accedió sin rechistar y esta vez fué ella la que quiso acabar la conversación a escape. 🙂

Lo siento de veras por estos currelas, que dan la cara para que se la partan por un sueldo miserable y un contrato de cuatro días, pero las compañías de telecomunicaciones se lo merecen. Bueno, se merecen bastante mas que una reprimenda por teléfono.

En otro orden de cosas, la política judicial progresista de nuestro gobierno con su discriminación positiva y sus juzgados especiales estilo franquista de violencia de género han aplastado a un buen amigo.

Como suele ocurrir en los desastres, se juntaron varias casualidades o errores que encadenadas originan la explosión. Primero una infracción de tráfico chorra a las cuatro de la mañana, que se trasforma en un antecedente penal al aparecer por el desierto paraje unos ertzainas con su alcoholímetro a liarla. Superada la tasa, multón, retirada de carnet y antecedentes penales. A los pederastas les sale gratis lo suyo pero ya se sabe, la culpa de los accidentes y de los atascos es de los conductores y hay que arrearnos.

Y después, una bronca conyugal de tres pares como otras muchas anteriores, que esta vez cambió al introducir armas en la escena al aparecer de nuevo la pasma y formular la parienta en pleno éxtasis furibundo una denuncia …
En realidad la mayor violencia había sido de su parte con una patada en la espinilla al comienzo y unos chillidos decibélicos de mas de 120, pero un moretón en su brazo fué argumento definitivo para establecer la situación; ¡¡¡un maltratador!!!
Añades al cocktail una jueza que en dos juzgados se encarga de los dos casos, un abogata de oficio bastante mas predispuesto a ganarse la simpatía de la jueza, que para él al fin y al cabo es una colega con la que tiene que tratar a diario y que en vez de ayudarle le hace firmar de primeras su ahorcamiento y nos sale una bonita condena de cárcel de casi un año, a cumplir al tener antecedentes.

El estado se hace cargo de la acusación y prescinde de la petición de retirada de denuncia de la denunciante, ya se sabe, a estas mujeres hay que protegerlas aunque no quieran, aunque en este caso se hayan separado y no quepa ese argumento de que la enamorada víctima perdona a su maltratador.
Y no caben recursos ni apelaciones, parece que esto es la guerra.

Y lo que empezó por una canción y una patada en la espinilla, acabó en el rosario de la aurora y un marrón de preocupar.

Lo malo de esta historia es que diez meses de cárcel es mucho tiempo y te arruinan la vida.
Porque a los delincuentes, esos que tanto cuesta meter en la cárcel aunque cometan cincuenta o doscientas veces sus robos y trapacerías, estar en la cárcel no les supone mayor quebranto en su estilo de vida pero a un ciudadano normal que vive de su trabajo, propio o ajeno, le supone el perderlo.

Medusa al fondo

Medusa al fondo

Hoy se acercan a hacer una visita varios amigos, santanderinos, que se juntarán con Julio en Bilbao para acercarse al pueblo. Y yo sigo mejor, como al 70%.

El tiempo aguanta, ha salido un día bonito, frío como un demonio pero soleado que es de lo que se trata, para darnos una vuelta por Urdaibai y hacer la vueltita de rigor, Laida y Laga a la mañana y si puede ser hasta Mundaka a la tarde a tomar un cafelito en el puerto. Y un papeo decente claro. Creo que iremos al Zallo, a no ser que en Laga esté abierto el bareto y nos den allí de comer, que es un vicio hacerlo en ese comedor en la playa, viendo las olas.

Pintxos Laga Por supuesto, la paradita en Laida no puede faltar, nos tomaremos un blanco y unas  rabas recordando a Rafa donde los salseros, donde no sabes que es mas espectacular, si la vista en el enorme mirador corrido o la barra con un material de primera.

Y sin embargo hay que catar las rabas, con su camisa hojaldrada y crujiente y la chichi tiernita y sabrosa. Un 10. …¿Os he dicho que comer me gusta mas ahora todavía que antes?  😀

La gente hoy se comunica, pero no se habla.

Es parte de un comentario ayer de Ricky, señalando que no tiene nada claro la bondad de las nuevas tecnologías y esos chavales hablándose a diez metros a través de sms. A mi también me da cosa, desde luego. Es  tema adjunto al que se exponía en el post, hablando sobre el nuevo meganegocio de las empresas de telecomunicaciones y, los zombidores más que consumidores en que nos estamos convirtiendo. Nuestros hijos son el ejemplo descarnado.

Yo creo que la red es un invento maravilloso, que pone la información y la gente al alcance de la mano. Anárquica pero eficiente, llena de basura también pero no por ella menos útil,  los poderes fácticos sean gobiernos o camarillas, ya están como locos intentando controlarla y controlarnos…y ese es otro tema adjunto que pone los pelos de punta, el control a través de la red y más aún a través de la telefonía móvil, que es como llevar un radiotrasmisor de esos en el tobillo. 😦

Y otra cosa es lo que nos cobran por acceder a ella, algo repito que está ya ahí, de todos y para todos, como la electricidad pero sin coste alguno. Que es otro tema.

Y otra, que en la espiral acomodaticia tan natural al ser humano, sucumbamos a la virtualidad de las nuevas comunicaciones hasta el punto de hacernos esclavos de ellas, con micropulgares adatados al Mp9, mediosordos y solitarios eternoconectados.

Todo relacionado claro. Y sin meternos ahora en la otra, la tv española (¿en alemania es tan cutre Ricky?) y sus contenidos. Sus deformativos “informativos” y programas de debate de partido único, el corifeo de programas basura tipo GH y derivados, salsas rosas y en general toda la programación de un medio con unas potencialidades increíbles degradado en la actualidad  hasta convertirlo en algo inquietante, mezcla de  “al alo presidente”y  una stuf movie con estética ninja y Chikilicuatre de prota.

Felices fiestas con retardo.

Llevo dos días  bastante recuperado, con  menos cansancio y sensación de que me voy a romper en cualquier momento. Bien.

100_5675El reservorio (airport) lo voy integrando en mi cuerpo, todavía no ha pasado un mes desde que me lo implantaron. Sigo notándolo de todas formas cuando cierro el brazo al tocarme la cara y el catéter por la zona de la axila, ahí me duele todavía.
Pensaba que no me iba a acostumbrar al principio, de lo molesto, pero como siempre, nos acostumbramos más rápido de lo que pensamos.

Y ahora para variar, hablemos de política. Os adelanto, soy un poco raro.

¿Habeís reparado en el nuevo poder fáctico surgido estos años?…
Imaginemos el trapicheo perfecto. Un modelo de negocio en el que sus clientes sean TODOS los ciudadanos y nadie se escape de consumir nuestro producto.
Y un consumo no esporádico sino habitual y diario, con contratos incluso de suministro y consumos mínimos.
Adelanto que no estoy hablando de ninguna nueva droga, al menos en el sentido clásico del término, nada de heroínas ni prozacs.
Un producto que a ser posible sea inmaterial, para ahorrar costes productivos, recursos y ser ecológicamente correctos… ¿ves por dónde voy?
Y al ser inmaterial y condenadamente rentable, que se pueda regalar los aparatos físicos que trasladen el producto al consumidor, aunque sean tan caros como portátiles o móviles de última generación…hay pasta para todo.

Un producto caro, semivirtual y con pocos costes, de consumo diario y por parte de TODOS los ciudadanos…un pastel tan gigantesco que se puede repartir entre unas cuantas empresas.
En España hay ya mas de un telefono móvil por persona, además de los fijos, mas de sesenta millones de teléfonos, con una media de bastantes euros al mes de tarifas, es normal pedir casi cien euros al mes por el ACCESO a internet desde un portátil o un móvil, miles de millones de euros al años….

4.000 millones de móviles en el mundo…seis de cada diez habitantes de la tierra lo tienen.

¿Te das cuen?

peludoMe ha dejado de crecer el pelo.

Bueno, al menos ya  no tengo que afeitarme…
Hace días que notaba una sensación rara en la punta de los dedos, como dormidos. Las uñas también me dan la sensación de que han parado de crecer. El bigote se me ha quedado en bigotillo, y a este paso en breve mi imagen va a ser muy a la moda, depileision a tope.

Resulta difícil dar una respuesta cuando te dice alguien que tiene cáncer, desde luego. La gente se entristece y no sabe muy bien  que decir. Algunos te animan y otros sin más te ofrecen condolencias y oraciones, como si ya estuvieses palmera. En todo caso, unos y otros, tienden a salir corriendo. 🙂

He pasado la dirección de este blog a mis amiguetes y me consta que una vueltita se han dado. Pero nadie se anima a hacer comentarios y darle vidilla. Mira que un blog sin comentarios es como un árbos sin hojas, pero imagino que como señalo, la moribundez ajena impone un poco y corta la inspiración.

Ayer hablé con Julio con el messenger, me dejó perplejo. Dice que le van a meter a la cárcel. Diez meses.
Como tiene una verborrea masiva pero dialogar con él es harto difícil, es muy espídico, no me llegué a aclarar del todo del asunto, que es un poco surrealista pero es lo que se lleva.
Todo empezó una noche a las tantas al tomar equivocadamente una carretera de toda la vida, la de Plencia, ahora convertida un cachito en carretera de bicis y con su variante correspondiente, y tener la mala suerte de otras dos coincidencias fatales; hacer bebido un par de copas y que apareciese la poli.

La cosa es que acabó denunciado por conducir en dirección prohibida borracho, como un kamikaze suicida de esos. J. Es muy peleón dilécticamente hablando, ya digo, y posiblemente se lo hiciese mal con los polis. Retirada de carnet, multón, etc.
J. Es el chófer del camión de su pequeña empresa.

Otra noche, discutió con Suni, su compañera de muchos años, otra discusión más de las suyas habituales por cualquier trivialidad que aquella noche se torció.
Suni le arreó una patada. Y luego, forcejeando, ella quería llamar a una vecina creo, (eran las tantas también), el caso es que J. Le hizo unas marcas en el brazo al sujetarla. Al final apareció hasta el rosario de la aurora, no se si ertzainas o municipales o todos.

El caso es que aquella noche se separaron, por enésima vez y definitiva hasta la fecha, y Suni le denunció.

Y según me cuenta J. Los dos casos, en juzgados diferentes, los lleva la misma jueza.
Y la jueza con la colaboración por inacción de un abogata de turno de oficio ha juntado las dos causas, les ha dado la vuelta a las declaraciones y se está ensañando con él, hasta el punto de meterle en la cárcel, como teramacho maltratador y kamikaze.

Yo le he dicho que me solidarizo, le haré visitas y le llevaré cositas.

Hace un tiempo seco y frío, con mucho sol. Agradable tras tanta lluvia, sin embargo los estoy pasando sin asomar la nariz fuera casa, las molestias y el mal cuerpo me tienen casi todo el día en la cama.

Garazi (mi médica) me explicaba que tras el primer ciclo de quimioterapia se produce una disminución física bastante grande de la masa ganglionar enferma, en retroceso tras el ataque con armas químicas, cuyas células mueren, pasan a la sangre y de ésta al riñón para depurarse, que tiene así una sobrecarga de trabajo extra. Posibles piedras. Quizás sea esa la razón o sean los efectos sin más de los medicamentos, hace unos días tocó cuatro dosis de dexametasona, el caso es que me siento como un carcamal de 100 años. Me muevo despacito, me canso si estoy de pie…  un asco vamos.  🙂

Esta mañana  veo en la tele una referencia visual de una peli o doc, no me entero bien, de “stand by me” cantada por gente de la calle, que me llama la atención.  Y la canción es de las que pertenecen a la historia musical.

Miro en youtube al instante (tengo mi macbook blanquito en la mesilla encendido) y ahí está ese Granpa Elliot de New Orleans que sale en la tele unos segundos…es fantástico granpa y el resto.

CUANDO CAE LA NOCHE
Y LA TIERRA ESTÁ OSCURA
Y LA LUNA ES LA ÚNICA LUZ QUE VEMOS
NO TENDRÉ MIEDO
NO TENDRÉ MIEDO
SIEMPRE Y CUANDO CUENTES, CUENTES CONMIGO

Y CARIÑO, CARIÑO, QUEDATE CONMIGO
OH, AHORA, AHORA QUEDATE CONMIGO
QUEDATE CONMIGO, QUEDATE CONMIGO

SI EL CIELO QUE VEMOS ENCIMA
SE DESMORONASE Y CAYESE
Y LA MONTAÑA SE DERRUMBASE SOBRE EL MAR
NO LLORARÉ, NO LLORARÉ
NO, NO DERRAMARÉ NI UNA LÁGRIMA
SIEMPRE Y CUANDO CUENTES, CUENTES CONMIGO

Y CARIÑO, CARIÑO, QUEDATE CONMIGO
OH, QUEDATE CONMIGO
QUEDATE CONMIGO, QUEDATE CONMIGO, QUEDATE CONMIGO

CUANDO TENGAS ALGUNA PREOCUPACIÓN, ¿NO CONTARÁS CONMIGO?
OH, AHORA, AHORA QUEDATE CONMIGO
OH, QUEDATE CONMIGO, QUEDATE CONMIGO, QUEDATE CONMIGO

CARIÑO, CARIÑO, QUEDATE CONMIGO
QUEDATE CONMIGO
OH, QUEDATE CONMIGO, QUEDATE CONMIGO, QUEDATE CONMIGO

. . .

Hoy sin falta tengo que limpiar a brum brum y arrancarla, y aunque sea medio paseo habrá que dar.

Y ya sabeís, la libra se desploma, es un buen momento para ir de compras a Londres…

lag1 Y animados, nos acercamos a Laga Axel y yo dando una vueltita en la moto.

La lleva un rato él, hace tiempo que tenía ganas, y disfrutamos de una mañana fresca pero radiante.

El paseo me sienta bien parece, el fresco espabila y lo disfruto con ganas, con bastante menos sabor de boca a hojalata que estos días y sin apenas molestias.A la vuelta hasta nos paramos a hacerme fotos.

Todavía no tengo ninguna mía montado en brum brum así que hoy toca.
curva

En casa el regalo del domingo de ama, una alubiada nos espera.
¡Y que alubiada!

Hace algo más una semana que acabó el primer ciclo de quimioterapia, ingresado seis días en el hospital y regreso a casa por fin.

El sabor metálico en la boca es contínuo. Después de un par de días muy tirado recupero fuerzas de repente y durante tres días no puedo ni dormir, mañana tarde y noche como una moto, al final tengo que recurrir a las pastillas para dormir que me traje, sin usar,del hospital.

Y luego, de nuevo el cansancio y la falta de energía. Este sábado me hubiera gustado acercarme con la moto hasta Santander, a comer con unos amigos, pero tras pasar la noche despierto otra vez, las molestias en el estómago son contínuas y no me encuentro con fuerzas.

puerto de mundaka

puerto de mundaka

A ver mañana que por fin viene buen tiempo y se podrá dar un paseo con la moto, ya tengo ganas de ver el mar.

Mientras, esta tarde Carmen me ha afeitao el bolo, ya se me esta cayendo el pelo.

Parezco un smiley.  🙂

Primeros de setiembre, un bonito TAC dejaba meridiana la cuestión; un linfoma del tamaño de un meloncillo creciendo alrededor de la tráquea, la aorta, el esófago…
Como yo esperaba cáncer de pulmón me animé un poco, un linfoma no suena nada bien, pero quizás tuviese un par de años y no de meses como el pulmonar (con metástasis) de Rafone, y pudiese aprovechar algo más la vida.
En cualquier caso, el golpe fue duro.
Aproveché para escribirle a mi primo Ricardo,  que trabaja en Alemania desde hace veintitantos  años  de cirujano de próstatas y esas porquerías en los hospitales teutones. Como me conoce, no se anduvo con rodeos. “Lo tienes crudo chaval, las vas a pasar putas, pero se puede salir y se sale.
Quimio hasta reventarte, trasplante de médula después, aguantar el sin fin de “efectos secundarios y enfermedades asociadas y listo” vas a salir Alfonso, necesitas suerte, pero la vas a tener.

Mientras él me contestaba, había tenido tiempo para buscar en la Red información sobre linfomas…un tipo de  cancer  de sangre como la leucemia, que infecta la médula, los linfocitos y de ahí todo lo demás.

Lo primero que lei, INCURABLE, se trata y remite en parte o todo aparente, a base de dosis masivas de quimioterapia, pero siempre quedan restos con lo que recomienza el proceso, cada vez con peor pronóstico. No tiene muy buena pinta…

Luego busqué los tratamientos, a ver de que palo iban. Del peor.
La teoría es simple.
Una celula sufre una mutación en su adn, un linfocito, que la vuelve maligna y que en vez de madurar y cumplir su función de linfocito, se dedica a crecer pero para reproducirse como una loca. Tiene una mitogenesis cíncuple, se divide de cinco en cinco, así que de una sola celula tienes en meses un ejercito de ellas que desplazan, literalmente, al resto del cuerpo donde pueda. El Cáncer.

Había pasado un mes desde el susto con las olas y ya sabía lo que me pasaba, y con nombres y apellidos tras la panoplia de un TC, una docena de analisis de sangre, espirometrias, ecocardioscopias, dos gastroscopias, mediastinoscopia para sacar un ganglio entero o casi, y de remate un PET, que es como un TAC pero inyectandote metales de colorines para que  se fijen en las lesiones y verlas.
Mala cosa, el linfoma del manto es de los peores. Tiende a recidiva, retorna de nuevo, siempre. La cosa está en alargar el tiempo en que permaneces “sano”. Y lo pongo entre comillas porque un tratamiento de quimioterapia puede matar un cancer, o al menos normalmente remitirlo, pero desde luego sano no te pone. De hecho, literalmente te mata. Algunas de las dosis se denominan letales, porque lo son.

Ese es el principio del juego. La quimioterapia es un eufemismo de tóxicoterapia,  su función y efecto es matar las células más vivas del cuerpo, las células de la sangre entre ellas, es ahí donde se desarrolla el linfoma. Segun van pasando los ciclos de quimio te vas arrugando, se cae el pelo,  las mucosas se llenan de heridas, un cansancio de acero te aplasta y tus defensas inmunitarias desaparecen, pasas a ser pasto de todo tipo de enfermedades oportunistas que, como carroñeros van eligiendo sus víctimas entre las que peor pueden defenderse. O sea el paciente.
Bella palabra por cierto, el que padece.

El principio fue duro porque, a los diez días de aquél baño en el mar llegó de súbito un dolor muy molesto que me impedia respirar, apenas jadeando, sin llenar bien los pulmonesy  que junto a la sensación de ahogo que ya tenía me hizo pasar un mes en la cama levantándome apenas por la casa y poquito.

Por fortuna se me fue pasando poco a poco, (la explicacion de los dolores es la reordenación dentro del espacio que comparte con pulmones intestinos, higado ó corazón la masa ganglionar que crece sin parar desplazando otros órganos) y aunque muy flojo y fácilmente fatigable, llegué a retornar una cierta normalidad.

Asi que cuando ingrese en el hospi para empezar la quimio estaba cansado pero bastante entero, hasta cogía la moto si no llovía. Garazi, mi médico, es una preciosidad que además de llamarse como mi hija es un terremoto. Cariñosa, franca y cercana, no se puede pedir más. Y menos mal, porque su labor es hacerte agujeros de todo tipo para meter y sacar de todo a través de ellos, lo cual no es muy divertido.
Agujeros en las venas, (para simplificar llevo instalado un port, un reservorio de goma insertado debajo de la piel y conectado a la vena por un catéter que la recorre hasta el corazón casi. Evita pinchazos en vena y sobre todo quemar esa vena con las quimios). Eso para meter, para sacar medula espinal, mas pinchazos con agujotas… grrrr

El chute perfecto

El chute perfecto

La quimio, El desagradable rituximab y su sabor metálico, la inevitable  ciclofosforina, vidnacrest, prednisolona, y alguno mas que se me olvida ahora. Un buen cócktel principal, acompañado de toda la parafernalia, sueros, diuréticos, somniferos, pro-tectores de esto, de lo otro…

Como el tiempo pasa me fumo otro cigarro mientras escribo, este ya me provoca un buen acceso de tos que llama la atención de una enfermera de guardia que  busca el origen hasta que lo encuentra, en el recoveco último del salon de visitas. Su cara es un poema…son casi las dos de la mañana y ahí me encuentra, tosiendo aun y tecleando enfebrecido… tan sólo me pregunta a ver si me he enfriado, por decir algo supongo, la tranquilizo y le digo que ando desvelado y no quiero incordiar al compañero de habitación. Y tras ella, me recojo a la cama para tranquilizarla, a acabar de escribir esto.
……

En Galdákano, hace dos semanas…

Son las diez y media, la planta está ya tranquila y aprovecho para salir de ronda.

Voy enchufado a la  red de tubitos de medicamentos que llevo conmigo en una percha con varias bolsas, aprovecho que tienen en el hospital una estupenda máquina portátil de perfusión con batería, como mi portátil, así que pillo los dos y me voy de paseo por la planta del hospital a buscar un rinconcito libre y solitario, que cuente con ventana con tiro de aire al exterior, algo fundamental para poder fumar un cigarrito y que el humo vaya fuera. Seamos ilegales, cierto, pero con estilo.

En la vida pocas cosas suelen ser lineales, los altibajos marcan casi siempre los gráficos, sean de la bolsa, de la fiebre de un enfermo o de los votos de un partido.

Mi gráfica de “felicidad existencial” que, venía arrastrando un poco baja desde que hace un lustro fui yonqui del interferón  en dos ocasiones,  se desplomó un viernes negro que hizo un día espléndido, hace cuatro meses. A finales de agosto.
El tiempo era bueno, había olas así que me animé a coger mi vieja tabla de surf y evitar que se perdiera en la memoria cuando había sido la ultima vez que pillaba unas olas. Pasados los cincuenta, cuesta remar, y si no te cuidas mucho y fumas como un cosaco, ni te cuen.

El mar estaba en efecto imponente, mas de dos metros en Laga, el límite normalmente surfeable allí.

No hice ni precalentamiento bobo de mi, y me tiré recto palante como un crío de los que allí andaban.
Cinco minutos, la vida es eterna, en cinco minutos… can-taba Victor Jara.

Yo no llegué a cinco minutos, creo que fuero tres, pero si a atravesar cinco olas blancas intentando pasar adentro,  detrás de las rompientes.
Y tras pasar la quinta, la  asfixia. De repente estaba sin oxigeno, y me puse a respirar profundamente muy asustado, no había pasado del todo las rompientes y si en ese momento me caian olas encima lo iba a pasar más que mal.
Tuve suerte y no me cazó ninguna ola, y eso que tardé un rato en poder oxigenarme un mínimo, intenté mantener la calma, descansar y hiperventilar un poco. En cuanto apareció una ola detrás mío bien negra y vertical, pillarla como fuese y salir del agua pitando. Bueno, la bajada y un par de giros había que hacer, luego espumear hasta la orilla .

Ese mismo día pedí cita con el médico.
Sólo hacía un mes que había muerto mi compañero de correrías en moto, Rafa, de un inmisericorde cancer pulmonar que le dio tan sólo dos meses de vida. Se los pasó impedido, sin salir de casa, no podía realizar el menor esfuerzo y, el día que empezó la quimio, su gran esperanza, (no hay otra) se puso fatal y al  día siguiente estaba frio a la mañana.
Así que le dije lo que me pasaba a mi galena e ipso facto placa del pecho, que reveló claramente que algo gordo andaba allí enmedio entre los pulmones. Al Hospital a respiratorio y lo primero un TAC.

Seis dias de goteo